Alcaldía de Santa Ana comprará tapaderas para alcantarillas

El proyecto solo contempla el casco urbano

El peligro también es para los transeúntes, sobre todo, los niños. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. El hurto de tapaderas de hierro en los tragantes y alcantarillas de la Ciudad Morena no es un problema nuevo.

Lo que sí lo es, es que la actual administración municipal realizará una inversión de, aproximadamente, 15 mil dólares en la compra de al menos 180 tapaderas de alcantarillados, que fueron hurtadas por personas que las venden clandestinamente en las chatarreras.

"Vamos a adquirir las tapaderas que deben estar en el centro de la calle. Para los tragantes todavía no tenemos un proyecto", dijo el alcalde de la ciudad, Joaquín Alfredo Peñate.

El edil explicó que la reposición de estas tapaderas es una responsabilidad compartida entre la comuna y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda).

Sin embargo, aseguró que "no se hace (la reposición inmediata de las tapaderas), porque haya falta de voluntad, sino que es por falta de recursos", aclaró Peñate.

El problema de la falta de tapaderas no es exclusivo del casco urbano de la ciudad, también en las calles que conducen a municipios vecinos o al interior de algunas colonias puede observarse esta situación.

"Si vamos a hacer un recorrido por las colonias y vemos cuántas nos hacen falta, les aseguro que nos saldría una gran cantidad de dinero. Por el momento, vamos a tratar el tema en el casco urbano", manifestó el alcalde.

El material

El edil santaneco explicó que las tapaderas que actualmente se están cotizando no son de hierro; pero sí tienen la consistencia suficiente para poder cumplir con su función.

Aunque aclaró que el proyecto de la compra de tapaderas de alcantarillas aún se encuentra en discusión. Pero, aseguró que esperan resolver el problema antes de que ingrese la estación lluviosa de este año.

La población ve con buenos ojos la iniciativa; pero esperan que el material sea lo suficientemente resistente para que aguante con el tráfico vehicular.

Ello debido a que esta no es la primera vez que la alcaldía de la localidad intenta resolver este problema.

Hace algunos años, intentaron sustituir las tapaderas de hierro por piezas de concreto.

Sin embargo, la delicadeza del material hizo que al poco tiempo éstas se quebraran.

En cierta medida, funcionó; pero, no totalmente debido a que el cemento es más débil que el hierro, reconocieron.

"Ojalá que el material sea resistente, porque si no, va a pasar lo que pasó hace algunos años cuando las tapas de cemento se terminaron quebrando por el paso constante de los vehículos", explicó Mauricio Rodríguez, habitante de la colonia Santa Lucía.

En esta comunidad, el hurto de tapaderas es una constante.

Sin embargo, no están contempladas en el proyecto municipal.

"Ojalá que pronto puedan atender también este problema en las colonias", dijo Rodríguez.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.