Se quejan por basura en predio baldío en la Pacífica

Habitantes piden a la comuna coloquen contenedores mientras pasa tren de aseo

El botadero tiene más de un mes que lo originaron los habitantes, esperan que la comuna tome cartas en el asunto y coloque las debidas multas por botar desperdicios. Foto edh / JENNY VENTURA

SAN MIGUEL. A pesar que en la calle principal de acceso a colonia Ciudad Pacífica, en San Miguel, la comuna ha colocado un rótulo en el que prohíbe a los habitantes que boten basura en un terreno baldío, de lo contrario sancionarán con 114 dólares.

Sin embargo, estos hacen caso omiso porque desde hace más de un mes que un terreno, con más de una manzana, se encuentra totalmente repleto de basura que la misma población deposita a diario en el lugar.

Eso ha generado el descontento de muchos que viven en la zona y aseguraron que no hay quien haga conciencia a los demás para evitar que sigan botando más desechos.

"Hay gente que se queja y son ellos mismos los que botan la basura en ese predio, y es demás, no hay una institución que regule eso, ni siquiera la comuna puede hacerlo", aseguró Rubidia Flores, habitante de esa colonia.

El alcalde migueleño, Wilfredo Salgado, ha asegurado en varias ocasiones que es desde los buses en marcha que las personas se dedican a tirar la basura en la arteria y en el predio baldío, pese de que ya hay un rótulo advirtiéndoles de no hacerlo.

Según Gregorio Benítez, habitante del lugar, ya se han reunido en varias ocasiones con el edil para tratar sobre el tema, pero siempre caen que son los mismos habitantes los que arrojan la basura.

También le han pedido al alcalde que coloque contenedores para los desechos sólidos en la colonia para que los habitantes puedan depositarla antes de que pase el tren de aseo.

"Se le ha pedido pero no nos han hecho caso y lo único que nos dicen es que el tren de aseo pasa todos los días", insistió Benítez.

El tren de aseo pasa cinco veces por semana en la colonia para recoger los desperdicios; sin embargo, no es suficiente para los habitantes.

Además temen que por el botadero surjan enfermedades que afecten más que todo a los niños, que son los que a diario pasan por la zona cuando van hacia el Centro Escolar Pompilio Salgado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.