resumen noticias

Finalizan bypass usuluteco, pero lo dejan sin iluminación

La alcaldía de Usulután asegura que la obra contribuirá al orden vial de la cabecera

Lucinda Quintanilla Carlos segovia comunidades@eldiariodehoy.com Jueves, 31 de Enero de 2013

USULUTÁN. Han transcurrido tres años desde que el bypass de Usulután fue inaugurado, sin embargo, no fue hasta ayer que la megaobra fue finalizada y oficialmente entregada y señalizada.

En 2009 el entonces ministro de Obras Públicas, Jorge Nieto, inauguró la obra aún sin estar terminada. El costo original sería de 15.3 millones de dólares.

Sin embargo, debido a que los trabajos no fueron concluidos, el actual gobierno tuvo que invertir 4.9 millones de dólares extras para terminar la carretera.

El costo final fue de 21.4 millones de dólares, según datos del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Ayer, el presidente de la República Mauricio Funes fue el encargado de dar la apertura oficial a la obra.

Al desglosar las cifras de inversión, Funes confirmó que su gobierno invirtió 4.9 millones de dólares sobre el presupuesto que originalmente se tenía para la carretera.

Aseguró que el gobierno del presidente Saca le había invertido más de tres millones a esa misma obra. De ser así, el costo total de la obra sería de más de 23 millones de dólares.

Los trabajos complementarios en la carretera comprendieron señalización horizontal y vertical, además de complementar la pavimentación de 6.45 kilómetros y la construcción de 340 metros de cuneta.

Además, se colocaron 14 mil 300 metros de cordones para formar el separador central de la vía.

Todos esos trabajos estaban contemplados desde el diseño inicial, pero no se ejecutaron.

Precisamente la falta de señalización es lo que generó que la vía, creada para desahogar el tráfico en la cabecera de Usulután, fuese poco usada.

El presidente Funes aseguró que la vía debió ser terminada en abril de 2007, pues su construcción inició un año antes. Pero fue hasta 2009 que se inauguró y sin haberla terminado.

El Diario de Hoy publicó en varias ocasiones la enorme inversión que el gobierno hizo en una obra vial que era poco usada y que carecía de nomenclatura e iluminación.

Ahora, la carretera está señalizada, pero sigue sin ser iluminada pues el diseño no lo contempló.

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, aseguró que obviaron esa parte porque no lo consideraron necesario.

Eso contrasta con lo dicho por algunos conductores, quienes sostienen que uno de los problemas para usar esa carretera por las noches es la falta de alumbrado eléctrico.

Este Periódico publicó el año anterior varios artículos en los que la población aseguró que la zona del bypass es peligrosa por las noches.

Pese a los problemas, la municipalidad de Usulután cree que con la reinauguración del paso rápido se está caminando hacia el ordenamiento vial de la cabecera.

Da paso al ordenamiento

El acto de ayer marcó el punto de partida de la segunda etapa del ordenamiento vial usuluteco, según el edil Francisco Meardi.

Aseguró que la próxima semana se van a reunir con las autoridades de Tránsito de la Policía y Viceministerio de Transporte (VMT) para tratar el tema del cambio de paradas, recorridos de rutas de buses y de sentido de las calles, tal y como este medio lo publicó recientemente.

Diariamente, 17 mil automovilistas usan el bypass.