Carretera al Puerto de La Libertad, ruta directa hacia la diversión o muerte

Estadísticas: En el país, 20 mil 468 accidentes viales registró la Subdivisión de Tránsito de la Policía Nacional Civil desde enero hasta el 29 de noviembre de 2012

El kilómetro 30 y medio, conocido como El Papaturro, es el testigo silencioso de múltiples accidentes de tránsito.

Miles de turistas nacionales y extranjeros disponen cada día visitar las cálidas aguas del Puerto de La Libertad, recorriendo los 33 kilómetros de carretera, ya sea en sus vehículos o en el transporte público.

Pero si las ansias de disfrutar momentos de recreación y esparcimiento junto a amigos y familiares se combinan con la imprudencia o el descuido, esa ruta hacia la diversión se puede convertir en el camino directo a la muerte o el sufrimiento.

Como una serpiente gigante, debido a sus prolongadas curvas y extensa pendiente, esta carretera tiene un alto grado de peligrosidad en algunos tramos.

Ver la calzada de la vía puede ser suficiente para darse cuenta y meditar, ante las numerosas cruces que se encuentran a lo largo del camino. Cada una recuerda que en el sitio ha muerto al menos una persona, la mayoría de ellas en accidentes de tránsito.

"Es una carretera muy peligrosa para las personas que no la conocen y abusan de la velocidad. Puede ser mortal, debido a sus curvas con alto grado de pronunciación, ya que las condiciones topográficas en las que fueron construidas no permitieron reducirlas", comenta Ovidio Jiménez, del departamento de Proyectos de la alcaldía del Puerto de La Libertad.

Además de los múltiples accidentes que han ocurrido desde que esta arteria interdepartamental fue construida allá por 1952, también hay que agregarle los derrumbes que en épocas de lluvia se dan en el trayecto de Santa Tecla a Zaragoza, el cual fue remodelado y ampliado a cuatro carriles recientemente.

Mercedes Paz camina varios metros de donde la deja el bus para su casa por la orilla de la carretera. Ella cuenta que ha sido testigo de varios accidentes en los que ha visto varias personas fallecidas, y manifestó temor de ser atropellada por los recurrentes incidentes.

La carretera recorre las afueras del municipio de Zaragoza y son muchas las personas que arriesgan sus vidas todos los días al cruzar esta vía, pese a la existencia de una pasarela que la mayoría de peatones no utilizan. Prefieren cruzar la carretera.

Señales

"En todos los lugares del país se roban las señales de tránsito, respondió la directora de Tránsito de Viceministerio de Transporte Terrestre ( VMT ), Olivia Artiga, al consultarle del por qué en la vía no existe la señalización requerida.

Ese no es el único peligro, para los automovilista es muy grave la colocación de "sapitos separadores" en el centro de la calle, pues estos no están pegados al asfalto y son movidos por algunas personas irresponsables y muchos son dejados dentro de los carriles de paso, lo que ha provocado algunos accidentes.

La Subdivisión de Tránsito de la Policía Nacional Civil registró 20 mil 468 accidentes viales desde enero hasta el 29 de noviembre del año pasado en todo el país y, en la mayoría, la causa es descuido o imprudencia. Del total de accidentes, no se pudo obtener el detalle de los ocurridos en esta carretera.

Más abajo, siempre en dirección hacia el Puerto, están las famosas y más temidas de las vueltas, conocidas como las Curvas del Papaturro otros les llaman las Curvas de la Muerte por los muchos accidentes que han ocurrido.

De los percances en El Papaturro, se recuerda el que provocaron dos vehículos en donde hubo cuatro muertos, dos de ellos murieron calcinados, pues el vehículo en el que se conducían se incendió. Ocurrió en 2010.

También, en ese lugar el pasado 22 de diciembre un pick up todo terreno, al parecer, sufrió fallas mecánicas y se salió de la curva causando 13 lesionados, incluyendo cinco niños.

En el mismo sitio, el 17 de este mes, un bus amarillo, placas P 122 918, tuvo problemas con su frenos y volcó al perder el control. El conductor huyó del lugar. En el percance resultaron 20 personas lesionadas que fueron llevadas al Hospital San Rafael, de Santa Tecla.

Carla Hernández, de 12 años, resultó lesionada en la colisión, inició el año escolar el pasado lunes 22 de enero en una escuela de Mejicanos, aún presenta raspones en la cara y brazos.

A criterio de Jiménez, otra curva con bastante peligrosidad es la que está ubicada en el cantón El Riel, que está subiendo hacia la capital. Para el profesional, dos factores propician los accidentes: la carencia de diseño en esta curva y, según sus palabras, "la velocidad que los motorista agarran", debido a una pendiente previa al llegar a la vuelta.

"Esta es una curva muy peligrosa pues su grado de pronunciación hace que el conductor pierda la dirección del automotor cuando entra a ella a alta velocidad y lo empuja a invadir el carril contrario, haciéndolo derrapar y ocasionando accidentes", añadió.

Algunos conductores de buses de la Ruta 102 que a diario recorren esta carretera enfatizan que es necesario frenar con motor, más cuando se viaja con carga pesada. "Sea quien sea, todos los conductores deben tener cuidado al transitar por la carretera", afirmó uno de ellos.