resumen noticias

Paro de buses continúa pese a vigilancia policial

Nuevamente, población de zona norte de San Miguel afectada por la falta de autobuses

Lucinda Quintanilla Carlos Segovia Jueves, 17 de Enero de 2013

SAN MIGUEL. El paro de buses de las Rutas 316, 317, 318 y 326, que van de la cabecera a los municipios del norte del departamento y a la localidad de Guatajiagua, en Morazán, continua, pese a los patrullajes y llamados que la Policía hace a los empresarios para que saquen las unidades a trabajar.

Miles de usuarios del transporte colectivo, como sucedió lunes, martes y miércoles, fueron afectados nuevamente ayer, al tener dificultades para transportarse.

A diferencia de los primeros dos días, ayer los empresarios prestaron el servicio un par de hora (ver nota secundaria).

Pero luego pararon labores y nuevamente los usuarios del servicio echaron mano de pick up, camiones y moto taxis para desplazarse de sus casas a lugares de trabajo y viceversa.

Los empresarios de las rutas en paro y que van a los municipios de Chapeltique, Sesori, Ciudad Barrios, Carolina y San Gerardo, han sostenido que tienen miedo de ser víctimas de nuevos ataques contra las unidades.

En lo que va del año, unidades de diferentes rutas han sido atacadas en cuatro ocasiones en la zona norte de San Miguel, según el registro de la Policía.

Sin embargo, Fritz Denery Martínez, jefe policial de San Miguel, aseguró que el grupo delincuencial que está tras los atentados no tiene un gran nivel de organización.

Aseguró que se denominan de diferentes maneras. "Tenemos a nuestros informantes que nos dicen que ellos se denominan de diferentes formas. Se hacen llamar la banda del tigre, los Z y otros nombres", dijo el oficial.

Agregó que la semana anterior capturaron a seis personas bajo cargos de extorsión y que podrían estar vinculadas a la banda que se ha dedicado a atacar a las unidades del transporte.

Pese a que el oficial resta méritos a la organización de la banda delincuencial, han transcurrido tres días de paro sin lograr que los empresarios retomen labores.

Tampoco han hecho capturas, aunque dijo que en un corto plazo habrá detenciones de personas vinculadas a la organización delincuencial por diferentes delitos.

Contrario a lo que Denery aseguró, empresarios abordados por EDH, bajo anonimato, aseguran que no es una, sino al menos cuatro bandas dedicadas a asaltar unidades y a extorsionar transportistas.

Además, sostienen que el nivel de organización es tal que ridiculizan a la Policía.

"Ellos ponen puntos de asalto en un lugar y cuando uno informa a la PNC y estos acuden, los ladrones ya han movido el punto de asalto a otra zona", dijo uno de los empresarios abordados.

Dejo ver que si los delincuentes logran burlar a las autoridades, no puede haber confianza de su parte para sacar sus unidades a trabajar.

La Policía asegura que han montado un dispositivo de seguridad y vigilancia para garantizar que no se registren atentados contra quienes laboran en el transporte de pasajeros.

Esperan que los empresarios retomen sus labores hoy y que confíen en el trabajo de la Policía