Cinco negocios fueron saqueados en mercado Colón de Santa Ana

Comerciantes dijeron no entender cómo los delincuentes ingresaron al centro de abastos. Se supone que queda cerrado en las noches

La Policía procesó la escena en busca de pistas que llevaran a identificar a los sujetos responsables del hecho.

SANTA ANA. Tres negocios que comercializan ropa, uno de medicina y un quinto de cosméticos, fueron saqueados, aparentemente, durante la noche del miércoles y madrugada de ayer, en el interior del mercado Colón.

Los propietarios de los negocios se enteraron de lo ocurrido hasta las 7:00 de la mañana, cuando fueron abiertos los portones del centro de abasto.

La Policía llegó al sitio para realizar la inspección de los locales que, pese a estar adentro del mercado, tienen sus propias infraestructuras.

Éstas fueron dañadas por los sujetos que cometieron los hechos.

Una de las primeras hipótesis de la Policía es que el saqueo fue planificado. Aparentemente, los delincuentes buscaban dinero.

"Se llevaron producto (mercadería); pero por la forma en que quedó todo se ve que buscaban algo que podría ser dinero", dijo un agente policial quien prefirió no identificarse.

Los puestos de ropa que fueron saqueados son el 44, 50 y 51 que corresponden a la sección "C". En estos, las puertas de madera y lámina fueron removidas a la fuerza.

"Iniciando el año y son las primeras pérdidas; se ve que tuvieron tiempo para andar haciendo esto los muchachos", lamentó el propietario de uno de los negocios, Dagoberto Méndez.

Por su parte en la sección "E" fue saqueada la farmacia San José, instalada en los puestos 7 y 8. Además, de la venta de cosméticos propiedad de Alba Chacón.

"Yo pensaba venir hasta el lunes 7 (de enero) porque estoy mal de la diabetes; pero me tocó venir corriendo a ver lo que pasó" dijo la fémina.

Los comerciantes afectados pidieron una respuesta a la administración del mercado.

"Se supone que aquí queda la vigilancia y no puede ser que pase esto", agregó Chacón.

La administradora del mercado, Marta Villanueva, aseguró que se levantará un informe sobre el hecho y redactará un acta en donde todos los comerciantes se comprometan a abandonar los puestos a más tardar a las 5:00 de la tarde.

"Hay gente que tenemos que pedirle hasta de favor para que se vaya de los puestos" dijo.

También aseguró que para evitar hechos similares cambiarán los candados de los doce locales que tienen acceso hacia el exterior del mercado.

La administradora aseguró que pedirá al Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) que "de ser posible levanten un acta de cómo se encuentra el mercado al momento de abrir o cerrar los portones".

También explicó que los vendedores deberán respetar los horarios de atención establecidos para este mercado.

Durante el día, son cuatro agentes municipales los que se encargan de realizar las rondas de vigilancia en el mercado.

Mientras que en la noche igual número de elementos brindan seguridad en los al rededores. Adentro no se queda nadie.

Los vendedores pidieron que se duplique la seguridad en el lugar, que se sustituya a los miembros del CAM por seguridad privada y que la alcaldía instale cámaras de vigilancia al interior del mercado.

Los comerciantes consideraron la posibilidad de que la mercadería no salió del mercado; sino que pudo haber sido colocada a la venta en otros negocios del lugar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.