resumen noticias

Alcaldía desalojará a vendedores de acera

El retiro de vendedores instalados frente al templo unionense se hará efectivo el próximo 15 de enero y son muchos los ciudadanos que aplauden la decisión

Miércoles, 2 de Enero de 2013

LA UNIÓN. Para el próximo 15 de enero, la alcaldía de La Unión tiene programado realizar el desalojo total de ventas de discos piratas ubicados en la acera de la parroquia San Carlos Borromeo de la ciudad.

La comuna prevé reubicarlas ventas en el edificio del mercado municipal, ya que existe el espacio suficiente par albergar a todos lo vendedores.

La iniciativa surgió a raíz del homicidio que se suscitó el 31 de diciembre en ese sector. La víctima, quien pereció en el hospital unionense, fue identificada como Alberto Blanco, vendedor de discos.

El hecho provocó preocupación entre la población unionense, especialmente quienes a diario caminan y transitan por la zona.

El alcalde Ezequiel Milla aseguró que la decisión ya fue tomada, que no habrá vuelta atrás y que la solución que les ofrece a los vendedores es reinstalarlos en el mercado municipal.

"Todos serán ubicados en los locales que se encuentran desocupados en el mercado", dijo Milla.

El edil espera que los vendedores colaboren con la medida, para no llegar a la instancia de utilizar la fuerza para quitarlos de sus puestos. "El desalojo se hará por las buenas o por las malas; no podemos permitir que sigan ocurriendo hechos de violencia en ese sector", argumentó.

Una feligrés que solo se identificó como Juana por temor a represalias, aseguró no estar en contra de las ventas que se encuentran al salir de la parroquia, pero sí de que se estén apoderando de la acera que sirve de paso peatonal.

"Ellos colocan obstáculos en la calle que no permiten que los carros se estacionen para bajar o subir a las personas", manifestó la señora.

Emilio Flores, quien concurría el lugar, cree que la medida del edil Milla es cuento viejo, porque "todos los alcaldes han venido con esa promesa del reordenamiento esperamos que no sea una mentira del alcalde", dijo Flores.

El párroco Agustín Romero afirmó que hizo la solicitud de desalojo hace más de seis años pero nunca obtuvo respuesta en las administraciones pasadas.

Sin embargo, el actual edil ya le había externado que en enero se haría realidad el desalojo.

"Es una necesidad porque ahí se han dado muchos ataques a vendedores de CD", aseguró el párroco.

Con esta medida, se despejará una parte del templo que le restaba visibilidad, afectaba el libre tránsito en la zona y los peatones podrán caminar libremente por la acera.