Dei Verbum entregó los premios de su tradicional rifa anual

Cada año, la entidad realiza la actividad para recaudar fondos para sus diferentes proyectos sociales en el país.

El padre Martín Ávalos le entregó las llaves al representante de Laboratorios Vijosa, S.A. de C.V. Foto EDH / cesar aviles

La Fundación Dei Verbum entregó por quinto año consecutivo el gran premio de la rifa anual que fue un Nissan Sentra del 2012.

El ganador del primer premio fue Laboratorios Vijosa, S.A. de C.V., quien con el boleto 1,286 se adjudicó el automóvil.

Aunado al carro, la Fundación entregó 11 premios más, entre ellos paquetes de electrodomésticos, certificados de regalos y canastas de productos.

La sede del Grupo Q, en San Salvador, prestó sus instalaciones para la actividad.

El sorteo se realizó el pasado 8 de noviembre en las oficinas del Ministerio de Alabanza, Predicación y Adoración Eucarística Dei Verbum, ubicadas en la ciudad de Atiquizaya, en Ahuachapán, que es donde nació la fundación.

El padre Martín Ávalos comentó que "agradezco a todas las personas naturales y jurídicas que colaboraron en la compra de los boletos de la rifa y que los fondos recolectados en la actividad serán destinados al sostenimiento de obras de evangelización".