Liberan zorro y reptiles en cordillera El Bálsamo

b Funzel ha capacitado a pobladores de la zona en que liberan los distintos ejemplares, para que protejan la fauna silvestre

"Anthony" un zorro gris es liberados por expertos de Funzel en la Cordillera El Bálsamo, Santa Tecla. Esta es una especie que está en peligro de extinción. El ejemplar fue recuperado en Mejicanos y sufría laceraciones en el cuello, causadas por una cadena, según indicaron técnicos de la Fundación Zoológica de El Salvador que lo cuidaron.

LA LIBERTAD. Un zorro gris, una masacuata y una tortuga verde de agua fueron liberados ayer por la Fundación Zoológica de El Salvador, Funzel, en una finca de la Cordillera del Bálsamo.

"Anthony" el zorro gris fue rescatado en Mejicanos después de una llamada a Funzel. El animal fue encontrado con laceraciones en el cuello, causadas por una cadena. Permanecía amarrado en condiciones no adecuadas.

Le realizaron los exámenes y tratamientos médicos necesarios y adecuados para lograr su recuperación e insertarlo en su hábitat natural.

"Se desparasitó y no presentó ningún tipo de enfermedad durante las dos semanas y media que estuvo en observación" explicó Kattia Gómez, veterinaria de Funzel.

La tortuga verde fue encontrada en el río Acelhuate, cantón Las Tunas, Aguilares. Tenía el caparazón quebrado, aparentemente se lo habían dañado con una piedra.

Se le reconstruyó con un material especial, el cual será expulsado cuando el caparazón se regenere en su totalidad.

La masacuata fue llevada a Funzel, se le realizó chequeo médico y no presentaba ninguna lesión o problema de salud.

La tortuga verde de agua y el zorro gris, son dos especies en peligro de extinción en nuestro país.

Cordillera adecuada

El Bálsamo es el lugar adecuado para que estos animales puedan regresar a su hábitat, explicó Alex Hasbún, presidente de la organización no gubernamental. "La cordillera del Bálsamo tiene las condiciones idóneas para que estas especies puedan reproducirse y mantener ese balance en el ecosistema, que es necesario para todos", acotó.

Hasbún agregó que un ecosistema balanceado, es beneficioso y representan a una sociedad sana y por eso importante mantener los ecosistemas en su estado natural.

Los pobladores han recibido capacitaciones para aprender a convivir con la naturaleza.

"Se les ha enseñado a que no maten las culebras y otros animales, porque cumplen una función en el ecosistema a beneficio de ellos", dice Hasbún.

Josué Alfaro de 10 años y habitante de la cordillera del Bálsamo pide que no maten a los animales y las culebras, "Cuando veo una culebra me aparto porque si la mato estoy dañando el ecosistema", dice.

Hace dos meses en la misma finca fueron liberadas 21 masacuatas crías y dos adultas, dos auroras y una tortuga.

Las culebras fueron entregadas por su dueño, quien las tenía en su vivienda, en Ciudad Delgado.

Ayer, también fue rescatado un halcón peregrino en Huizúcar, después que fuera entregado en la PNC de esa localidad. En los próximos días estará en observación.