resumen noticias

Jóvenes reciben charlas para evitar violencia

En los talleres participarán unos 150 jóvenes

Miércoles, 5 de Diciembre de 2012

USULUTÁN. Un promedio de 150 jóvenes del municipio de Estanzuelas, en Usulután, formarán parte de los cursos de verano que impulsa la Policía Nacional Civil (PNC) de esa ciudad, que fueron inaugurados esta semana.

Los talleres fueron denominados "escuela preventiva de verano", y con estos buscan ofrecer espacios de aprendizaje sano para que los jóvenes de la ciudad aprovechen su tiempo libre después de haber salido del periodo escolar.

Juan José Hernández, jefe del puesto policial de Estanzuelas, dijo que "queremos crear en los jóvenes una conciencia sana, y aunado a ello ofrecerles recreación en sus tiempos libre con estos talleres".

Agregó que también buscan acercar lazos de acercamiento entre PNC y comunidad, inculcar valores en los jóvenes y niños para evitar que sean víctimas de la violencia y drogadicción, que existe en el país.

Los seminarios se desarrollarán en las instalaciones del Centro Escolar Fernando Portillo, ubicado en el casco urbano de la ciudad.

Entre los temas que abordarán se encuentran la violencia, vista desde diversos ángulos; además de la drogadicción, el alcoholismo, los valores y la autoestima en los jóvenes.

Wilber Romero Solano, director del centro de estudios, explicó que "el objetivo es reforzar el área de valores y temas de interés para los jóvenes", mencionó.

Solano sostuvo que "con los talleres, al mismo tiempo ofrecemos un espacio para que se mantengan ocupados y así alejarlos de malas costumbres".

Los talleres tendrán una duración de dos semanas y será apoyado por el Ministerio de Salud, a través de la unidad de salud de la localidad, la Casa de la Cultura, Protección Civil Municipal, la alcaldía, iglesias cristianas, entre otras instancias que se sumarán al esfuerzo con los estudiantes.

Hernández indicó que este es el segundo año en el que realizan los talleres, y aseguró que son una opción de esparcimiento y aprendizaje para los niños y adolescentes del municipio.

"Mantendremos ocupados a buena parte de los jóvenes de la ciudad en los talleres durante dos semanas, esperamos que los jóvenes los aprovechen", insistió.

Los padres se mostraron complacidos con el espacio que promueve la PNC y dicen que es una forma de prevenir la violencia en su municipio, el cual está bastante libre de violencia y de las acciones de pandillas.