Caos vial por protesta de sindicatos municipales

b Durante la marcha exigieron el reinstalo de los trabajadores despedidos de varias alcaldías del gran San Salvador

Sindicalistas llegaron a la asamblea a pedir apoyo de los diputados. Foto EDH / Marlon Hernández

Una marcha de miembros de sindicatos municipales ocasionó ayer un caos vial por diversas arterias de la capital, que generó descontento en automovilistas y hasta desvió las rutas del transporte público.

Desde temprano, los manifestantes y miembros de diferentes sindicatos de Soyapango, Mejicanos, San Salvador e Ilopango, y empleados que fueron cesados de sus puestos recientemente se reunieron desde la plaza Salvador del Mundo para protestar por los despidos en las comunas lideradas por el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

La marcha ocasionó el cierre de varias arterias, generando incomodidad para decenas de automovilistas.

Algunas calles como la alameda Manuel Enrique Araujo, los alrededores a la alameda Roosevelt, la 25a. Avenida Norte y Sur, la 3a. y 1a. Calle Ponientes, y la alameda Juan Pablo II fueron algunas de las que estuvieron congestionadas ayer por la mañana.

"Tengo varios minutos de estar esperando el bus, pero no sé dónde abordarlo por que los están desviando y con esto ya llegaré tarde al trabajo; lo malo de estas protestas es el desorden que generan en la calle, ahí van tirando papeles y ensuciando la ciudad", mencionó Jorge González, un transeúnte.

Francisco Gómez, un automovilista, dijo estar molesto por la cantidad de gasolina que se gasta cuando se generan este tipo acciones.

Y aunque la marcha contó durante todo el recorrido con presencia policial, los sindicalistas iban tirando morteros y perifoneando sus peticiones que llegarían a hacerles a los diputados de la Asamblea Legislativa.

Los sindicalistas llegaron con una pieza de correspondencia para solicitar un decreto legislativo transitorio que impida más despidos en las comunas areneras.

"Estamos viendo que es una cadena bastante larga de alcaldías que están haciendo estos despidos y que ya suma una buena cantidad de trabajadores que están quedando sin su trabajo", detalló Domingo Orellana, secretario general de Setrams.

De acuerdo con Orellana, los alcaldes "no han tomado en cuenta que no solo es al trabajador al que han tirado a la calle a morir de hambre, si no a un grupo de familias que ya es bastante numerosa".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.