Alcaldía replanteará plan de construcción de Mercado Libertad

La comuna pretende reducir los costos, y el remanente utilizarlo en la construcción de otros

Ayer se empezó a colocar el paso provisional mientras se termina el puente foto EDH /archivoDiseño del proyecto de construcción del mercado Libertad que alcaldía está estudiando modificar, para reducir costos e invertirlos en la construcción de otros. Foto EDH / Archivo

El reordenamiento que efectuó hace 15 días la alcaldía de San Salvador, en el que cerca de mil vendedores quedaron sin un lugar en las calles para ofrecer sus productos, le ha llevado a replantearse la construcción de los nuevos mercados municipales.

La comuna dispone de fondos para construir la que denominará Galería Comercial Libertad, pero su construcción ya no será como se definió en el proyecto, sino que sería más modesta.

El alcalde de San Salvador, Norman Quijano, aseguró que después que retiraron a los vendedores que ocupaban el espacio público de forma ilegal en 33 cuadras del Centro Histórico, han entrado a hacer diversas valoraciones en la construcción de los nuevos mercados.

"Hay valoraciones en las que no quiero entrar en detalle y que nos podrían llevar replantearnos la construcción del mercado Libertad para poder desarrollar un sistema de mas fácil construcción", aseguró el edil.

La construcción de la plaza, de la forma en que se había previsto, tendría un costo cercano a los siete millones de dólares; sin embargo, ahora sería construido de forma "más liviana, más ágil y de menos costo", explicó Quijano.

De esa misma forma sería construido también el mercado Hula, bajo un sistema de menos costo.

Los fondos para edificar esa plaza, la alcaldía los obtuvo de la titularización, de la cual recibió 20 millones de dólares en diciembre de 2010.

De ese monto, destinó cerca de cinco millones de dólares para invertirlos en la construcción de los mercados.

De acuerdo con Quijano, para llevar a cabo el plan a menor costo y que le ayude a construir las nuevas plazas para los vendedores informales, será sometido a estudio.

"Le he pedido a la unidad de desarrollo urbano de la alcaldía que nos hagan un estudio de un diseño urbanístico menos complejo y que nos llevaría a pensar en construir, de inmediato, tres grandes mercados", explicó.

Cuando el edil habla de "tres mercados", incluye el del Hula Hula, y el diseño que se haría en el terreno donde hoy funciona la terminal de buses de oriente.

El diseño original

El proyecto de la nueva plaza está listo desde hace un año y medio, según mostró en su momento la alcaldía.

La Galería Comercial Libertad tiene un novedoso diseño que le da el concepto de un pequeño y verdadero centro comercial, solo que ahora será modificado por la comuna.

Este será de dos pisos y un sótano. En el segundo nivel estará ubicado un parqueo para un buen número de vehículos.

Todos los puestos, de los cuáles aún no se ha determinado el número, reunirán condiciones que brindarán seguridad, limpieza y una mayor iluminación.

El proyecto está diseñado no solo para albergar a los vendedores que se encuentran actualmente en el predio. Ahí también irán los informales que siempre han vendido en las calles, y algunos de los recién desalojados.

Una vez construido, la comuna capitalina tendrá más opciones para ir recuperando espacios públicos. De hecho, aún hay numerosas calles ocupadas por ventas.

La eterna oposición

Los representantes de los vendedores informales dicen que las alternativas que les está dando el alcalde Quijano no son las más viables porque no les garantizan la venta.

"Nosotros nos oponemos a ellas porque las alternativas que nos ha dado anteriormente no han sido las mejores", dijo Martín Montoya, uno de los líderes.

Montoya se refirió a que los vendedores que fueron trasladados hacia el excine Central, plaza Roosevelt, y otros locales, no han funcionado porque los informales se salen a las calles cercanas para poder vender y obtener sus ganancias.

Con la modificación del mercado Libertad que estudia la alcaldía, los vendedores dicen que el edil "no tiene planes concretos para poder dar un puesto a todos los vendedores desalojados".

Pedro Julio Hernández dijo que "el alcalde siempre nos ha mentido y se ve que no tiene un plan para ubicarnos a todos", aseguró.

Agregó que en el nuevo mercado Libertad, "si es que lo construye, esos puestos servirán para los que actualmente venden en ese lugar", expresó Hernández.

Para este vendedor, el alcalde ha tenido que ir retrocediendo en sus posiciones y "ha tenido que aceptar que no ha dado alternativas".

Lo que los representantes de los mercaderes ven, es que la comuna no tiene los suficientes fondos para invertir en nuevas plazas.

Según Pedro Julio Hernández, el dinero que se invirtió en los desalojos "la alcaldía los pudo haber invertido en la construcción del mercado Libertad y después proceder a las reubicaciones", dijo.

Pero si el edil Quijano quiere acelerar la construcción de los establecimientos que ha prometido "que también le pida ayuda a los empresarios que lo apoyaron para desalojarnos", dice Hernández.

Lo que tiene claro este vendedor es que mientras la comuna no edifique los establecimientos, las ventas seguirán en la calle, ocupando los espacios públicos.

Prueba de ello es que se han vuelto ubicar en la calle Arce, zona de donde los desalojaron hace dos semanas.