Alba incursiona en el sector de supermercados

Buscan comercializar productos de Alba Alimentos, junto con una oferta ampliada de múltiples marcas

El primer Alba Supermercado, en Quelepa, San Miguel. FOTO EDH / CARLOS SEGOVIA

El conglomerado de empresas Alba, presente en diversos sectores económicos, como derivados del petróleo, finanzas, energía y medicamentos, alista la primera sala de ventas de los Alba Supermercados en un local anexo a la estación de combustible del grupo en el municipio de Quelepa, San Miguel.

El negocio, que se inaugurará en dos meses, forma parte de la filial Alba Alimentos y se convertirá en el primero de otros tres locales comerciales donde la empresa venderá granos básicos de su producción junto con abarrotes, carnes y artículos de primera necesidad de diferentes marcas nacionales y extranjeras a diferentes precios.

Luz Estrella Rodríguez, exalcaldesa del municipio de Apopa y hoy vicepresidenta de Alba Alimentos, confirmó que estos planes forman parte de un proyecto de inversión global de la empresa de $40 millones, donde también se incluye la producción agrícola y paquetes con insumos para los cultivos de maíz, frijol y arroz.

"Tener nuestros propios supermercados nos permitirá diversificar la oferta de granos básicos con otras marcas, pero también vender una variedad de productos que forman parte de la canasta básica familiar a precios competitivos y accesibles a todos los presupuestos", afirmó.

Por ello Rodríguez confirmó que además del supermercado en dicha población actualmente se está construyendo otro establecimiento en la ciudad de Chalchuapa, departamento de Santa Ana, siempre en una gasolinera Alba.

"El proyecto de los supermercados va paso a paso porque nuestra apuesta es aprovechar el posicionamiento de las estaciones de servicio Alba, las cuales ya abarcan entre el 20 y el 30 por ciento del mercado nacional de combustibles", detalló.

En este sentido Alba estudia "dos lugares estratégicos" en San Salvador para abrir más supermercados porque, según Rodríguez, la actual iniciativa de comercialización de Alba Alimentos está generando un crecimiento anual de un 15 % al grupo.

"Queremos que también las marcas Alba cuenten con un espacio adecuado. Cada producto es aceptado por su calidad, pero sobre todo porque la gente sabe que estamos trabajando con productores que no tenían acceso a créditos y a asesoría técnica, más allá de donde se venda", matizó la también militante del FMLN.

La dirigente no quiso detallar a cuánto asciende la inversión específica de los supermercados o si, en el caso de San Salvador, los comercios tendrán su ubicación independiente a las estaciones de combustibles, pero sí reveló que para 2014 continuarán expandiendo el concepto, aumentando la oferta de productos e incursionando en diversos subsectores de la economía agropecuaria.

Pendiente caso Foremost

Sobre la posible compra de la empresa de productos lácteos Foremost, Rodríguez dijo que Alba Alimentos está a punto de cerrar la operación, pero hacen falta cerrar varios puntos que no quiso revelar.

"Esta información solo José Luis (Merino, asesor de Alba Petróleos) puede dar. Solo sé que ya casi se cierra el acuerdo", indicó.

En junio pasado, Merino dijo a El Diario de Hoy que un equipo jurídico y técnico iniciaría los análisis de la posible compra o los montos de coinversiones con los actuales propietarios, ya que Foremost dejó de colocar en 2012 su portafolio de productos en supermercados, decisión que generó pérdidas de hasta un 50 % y el despido de una parte de su planilla sin indemnización.

Alba Petróleos se constituyó en 2006, con un capital de $1 millón, dividido en 1,000 acciones.

El 40 % de este proviene de un aporte de la Asociación Intermunicipal Energía para El Salvador (Enepasa) y el 60 % por el sector privado, con fondos de la empresa venezolana PDV Caribe, S. A., filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA).