resumen noticias

Distribuidores prevén vender 12 mil autos nuevos

Durante los primeros seis meses del año, las ventas subieron en el 23 %

Jueves, 22 de Agosto de 2013

Si bien la venta de vehículos automotores todavía no se recupera a niveles de antes de la crisis económica, el sector ha venido evolucionando de manera importante, y para finales de 2013 se calcula que se venderán alrededor de 12,000 autos nuevos, o incluso un poco más.

De acuerdo con la Asociación Salvadoreña de Distribuidores de Vehículos (Asalve), en el primer semestre de este año el crecimiento del sector ha oscilado entre el 22 % y el 23 %, con respecto a idéntica fecha del 2012.

Pero el presidente de Asalve, Jorge Díaz Salazar, reveló que en términos anuales, en promedio, se ha crecido el 12 %.

Sin embargo, El Salvador todavía no recupera los niveles de antes de 2008, y se acepta que somos el país que más lentamente se ha recuperado en la venta de vehículos.

Consultado por qué sucede dicho fenómeno, el ejecutivo explica que en parte se debe a la inseguridad en que vive el país o porque la gente y las empresas ahora son más cautas en sus inversiones.

También afecta la incertidumbre política, las mayores restricciones bancarias, gente que se ha quedado sin trabajo y empresas que laboran bajo condiciones más difíciles.

"La venta de autos es un índice del bienestar de la economía de un país, y nosotros como país estamos mal", dijo.

Por otra parte, los ejecutivos de la asociación señalaron que los autos mayormente demandados son los pick ups y luego los autos pequeños, tipo sedán. Estos son modelos de mayor rendimiento de combustible por cada kilómetro recorrido, por lo que se convierten en los preferidos del público.

Asimismo las camionetas 4x4 (SUV) se están vendiendo a sus niveles normales, pero no tanto como antes.

Antecedentes

El director ejecutivo de Asalve, Guillermo Herrador Montalvo, detalló que en el 2007 la industria creció de manera pujante, alcanzando en ese año el mayor pico en ventas de vehículos nuevos con 17,000 unidades.

Incluso 2008, que fue cuando comenzó la crisis económica, fue un buen año hasta octubre, pues se vendieron 14,000 unidades, pero en el último trimestre las cosas empezaron a desmejorar.

La crisis se desató en el 2009, con apenas 6,800 automóviles nuevos vendidos en esa oportunidad. "Perdimos el 60 % de las ventas", dijo Díaz Salazar, quien recuerda que esa época fue dura y se tuvieron que hacer fuertes ajustes en el sector.

"No sé cómo no quebramos", recalcó el ejecutivo.

En aquel entonces se tenían 3,000 empleados directos entre todas las distribuidoras agremiadas , pero en 2009 lamentablemente a cerca de 600 colaboradores tuvieron que rescindirles el contrato.

Para enfrentar los malos tiempos y poder recuperarse, la industria también tuvo que implementar procesos de reingeniería y ahorro de costos.

En 2010, el rubro fue impulsado por la participación que se tuvo en la Feria Internacional, a raíz de gestiones de los organizadores que veían que muchos países no asistirían al evento ferial.

Pero gracias a que se ofreció participar sin pagar derechos arancelarios para beneficiar a los compradores, con lo cual los distribuidores de vehículos lograron vender casi 400 unidades nuevas, solo en esa actividad.

Al final de 2010 se pudieron vender alrededor de 10,000 carros.

Finalmente Díaz Salazar recalcó "todavía estamos 5,000 autos por abajo de los comercializados en 2007, pero no nos hemos dormido en nuestros laureles. Hemos renovados todos los servicios, hemos mejorado los talleres, los vendedores ahora son más profesionales y hemos traído más variedad de carros".