Moody's da respiro a las finanzas de El Salvador pese al impago de Fonavipo

Moody's mantiene al país en calificación "Ba3", una categoría en nivel de "grado especulativo"

Fonavipo no ha logrado vender las casas del programa Casas para Todos y ello no le permitió honrar la cuota de un préstamo de $50 millones que adquirió con el BCIE. foto EDH / archivo

Un reciente informe emitido por Moody's, a sostiene que el impago del Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo) de una cuota de $10.4 millones, no tiene un mayor impacto en las finanzas del gobierno salvadoreño.

La calificadora se refiere al impago en que incurrió la entidad estatal salvadoreña, cuando el pasado 16 de mayo pasado no logró cancelar $10.4 millones al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

La cuota corresponde a un préstamo por $50 millones que el BCIE otorgó a Fonavipo para que ejecutara la construcción de viviendas del programa "Casa para Todos".

Las viviendas no se comercializaron como Fonavipo proyectaba, lo cual le dificultó cumplir con el pago de la cuota antes mencionada.

El reporte de Fitch, del 16 de mayo pasado indica que Fonavipo no pudo amortizar la totalidad de la cuota , realizando solamente un abono parcial por $768 mil , debido a que los flujos por la comercialización de viviendas fueron menores a los esperados. Además, opciones alternativas de financiamiento no pudieron ser ejecutadas para honrar la totalidad de la cuota.

El impago fue suficiente razón para que la calificadora Fitch Ratings le asignara a Fonavipo una clasificación "D", que significa "capacidad insuficiente de pago".

Los analistas de Fitch también explicaron que la agencia colocó esa nota la falta de apoyo del gobierno salvadoreño a la institución estatal.

La calificadora añadió, en esa ocasión que ante la ausencia de un oportuno apoyo del Estado hacia Fonavipo ha iniciado un proceso de revisión de la disposición de soporte del Gobierno hacia el resto de entidades financieras estatales.

Pero Moody's dice que el pago omitido no tenía garantía soberana y no refleja su solvencia (la del Gobierno)", señala Moody's en su informe. "Aunque hubiera tenido garantía soberana, la cantidad involucrada no debería tener un impacto importante en la calidad crediticia del soberano".