País deja de recibir $500 Mlls. de inversión por año

En cuatro años se han perdido $2,000 millones debido a la desconfianza y la imagen crediticia

La falta de concesión del Puerto La Unión es un visible ejemplo de la poca atracción de inversión al país. Foto EDH / archivo

Más de $500 millones de inversión privada (extranjera y local) ha dejado de percibir El Salvador cada año debido a la desconfianza para los negocios, la imagen crediticia, la falta de institucionalidad y las complicadas finanzas internas, que han elevado el riesgo y ahuyentado a los inversionistas, según datos oficiales citados por el economista y expresidente del Banco Central de Reserva, Mauricio Choussy.

En cuatro años, esa cantidad suma $2,000 millones perdidos, que pudieron haber generado más de 150,000 empleos. Choussy hizo este cálculo considerando que se genera un empleo por cada 20 mil dólares invertidos, aproximadamente.

De acuerdo con los datos oficiales del Banco Central de Reserva (BCR) durante la gestión de Saca (2004-2009), la inversión privada se mantuvo en un promedio del 13.5 % del Producto Interno Bruto (PIB), pero con Funes, esa inversión cayó 2.1 puntos hasta situarse en 11.4 %.

Choussy cree que los constantes pleitos con el sector privado y los ataques a la Corte Suprema de Justicia, así como el manejo de las finanzas públicas y el deterioro del récord crediticio en el exterior han influido para que tengamos la menor inversión y el menor crecimiento económico de la región. Y más aún, estos factores son los que, a su juicio, seguirán incidiendo este año, en el cual duda que el Estado pueda alcanzar el 1.6 % de crecimiento.

Solo en cuanto a la Inversión Extranjera Directa, los más recientes datos publicados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) confirmaron que en 2012 El Salvador tuvo la más baja cifra en Centroamérica y fue de los últimos cinco países de toda Latinoamérica.

El año pasado apenas recibió $516 millones mientras que el resto de países recibieron entre $700 y $1,000, e incluso cantidades superiores como el caso de Panamá, que recibió un flujo de más de $3,000 millones.

En cuanto a la inversión privada local, a pesar de que no hay datos exactos sobre esto, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), indicó en su último informe de coyuntura económica que durante el primer trimestre de 2013, el 50 % de los empresarios entrevistados en la encuesta de dinámica empresarial, consideran que el clima de inversión es "desfavorable" y solo el 5 % lo percibió como favorable.

El tanque de pensamiento detalló en su informe que este indicador empresarial se ha mantenido negativo de manera consecutiva durante los últimos cinco años.

Los empresarios locales señalaron en la encuesta que los principales factores para no invertir siguen siendo la incertidumbre, el bajo crecimiento económico del país y la delincuencia.

Choussy reconoció que el actual Gobierno tomó las riendas del país en un momento crítico, justo cuando comenzaba una crisis económica mundial. "Funes encuentra al país con una tasa de crecimiento negativa, y un déficit fiscal cercano al seis por ciento", dijo.

Pero después de algún tiempo, el economista cree que el Gobierno perdió el rumbo de la "estabilidad macroeconómica, la transparencia y la estabilidad de Gobierno", que prometió.

"(Todo esto) se rompe cuando un grupo de políticos se acerca al Presidente y hay un cambio en las esferas de poder en Casa Presidencial", señaló el analista.

Aunque el Gobierno pactó un acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), "ya para mayo del 2011, era obvio que el gobierno había roto su compromiso de disciplina fiscal y de disciplina macroeconómica".

Imagen crediticia

Incumplir el acuerdo con el FMI le ha traído muchas consecuencias en detrimento de su reputación crediticia que se ha ganado en los últimos años y que está ligada al manejo de la deuda.

Después de ostentar durante la década de 1990 el "grado de inversión" (la nota más alta para un país) los bonos que coloca El Salvador se han deteriorado en cuanto a la calificación de riesgo, y por tanto, los intereses que el país tiene que pagar son cada vez mayores.

Choussy, quien trabajó en la calificadora de riesgo Fitch, explicó que los bonos salvadoreños con vencimiento a 2035, tenían hace unos meses un valor de 120, pero ahora, se cotizan a un valor de 104 y por ende, las tasas de interés son más altas.

Los bonos que coloca el país son menos apetitosos que otros que pudiera poner en el mercado otra nación con mejor récord de solvencia.

"El deterioro de la imagen crediticia del país y un enredo interno para buscar garantías del Estado, es lo que ha traído mucha incertidumbre", añadió Choussy, quien no ve que la economía mejore para este año.

Las elecciones presidenciales de 2014 serán un freno más para las inversiones.

Todo lo contrario

Quien piensa todo lo contrario es el Secretario Técnico de la Presidencia, Alexander Segovia. Tras cuatro años de gestión, el funcionario aseguró que su Gobierno logró sacar a la economía a flote a pesar de la crisis económica de 2009.

"En suma, hemos logrado revertir la crisis económica y social internacional y nacional, la economía está estabilizada, hemos hecho la inversión pública y social más grande en la historia del país", sostuvo en su balance anual.

Agregó que ahora el reto es "sentar las bases de un nuevo modelo económico" y "romper el círculo de bajo crecimiento".

Segovia está esperanzado a que la economía repunte después de concesionar el Puerto de La Unión, remodelar el Aeropuerto Internacional El Salvador y la aplicación de una Ley de Asocios Público-Privados con la que quiere atraer mayor inversión extranjera.

Pero todos son, por ahora, proyectos que no se están ejecutando. En algunos ni siquiera hay consenso. De ahí que ya casi de salida, el Gobierno dice que esperan $900 millones en inversión en el rubro de energía eléctrica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.