resumen noticias

Avianca invertirá $4,500 Mlls. para comprar 104 aviones

La aerolínea planea adquirir 15 aviones 787 Dreamliner del fabricante EE. UU. Boeing

Viernes, 24 de Mayo de 2013

BOGOTÁ. El presidente de la aerolínea Avianca, Fabio Villegas, anunció ayer que la empresa colombiana invertirá entre $4,000 millones y $5,000 millones durante los próximos siete años para comprar 104 aviones, incluyendo quince Boeing 787 Dreamliner para poder satisfacer el aumento de tráfico de pasajeros en América Latina.

El plan de la aerolínea es conservador bajo las proyecciones de tráfico de la firma y podría ampliarse si se justifica, según dijo Villegas al sitio especializado en economía Bloomberg. "Tenemos que crecer, pero debe ser de una forma rentable", comentó el ejecutivo desde la sede de la compañía en Bogotá.

Avianca vendió durante abril, $300 millones en bonos en los mercados internacionales, aprovechando la demanda de los inversionistas por deuda de los mercados emergentes, a medida que los bancos centrales de Estados Unidos y Europa mantienen tasas de interés cercanas a cero para estimular el crecimiento. Fitch calificó los bonos con B+, cuatro niveles por debajo del grado de inversión, según publicaciones en periódicos colombianos.

Las acciones de la compañía han caído 1.5 % este año, después de subir 38 % en 2012, su primer año como empresas abierta a bolsa después de oferta pública inicial en 2011.

Otra de las proyecciones de la compañía es expandir los asientos disponibles en 8 % a 9 % anual en los próximos años, dijo Villegas.

En cuanto a las razones que motivaron la compra de aviones, Villegas explicó que "son en su mayoría para reemplazo y nuestro crecimiento será bastante razonable".

Hasta el 31 de diciembre del año pasado Avianca contaba con 152 aviones, según el documento de oferta de bonos.

Con la incorporación de los aviones 787 Dreamliner la compañía podrá agregar nuevas rutas y utilizar de forma más rentable las rutas existentes. Según el ejecutivo, Latinoamérica es el mercado que más está creciendo.

El anuncio se concreta un año después que Avianca informara sobre la compra de 51 aviones Airbus; 33 de ellas modelo A320neo y 18 de la familia A320, en las que invirtió 4,770 millones de dólares, y 15 aviones tipo ATR 72-600 por valor de $700 millones.

En 2012, Avianca incorporó 14 nuevos equipos jet, dos Airbus A330, cuatro Airbus A319, siete Airbus A320 y un Airbus A330F, este último exclusivo para carga.

Competencia de flotas

El mercado aeronáutico ha empezado a tomar mejor vuelo este año y así lo reflejan las diversas fusiones y pedidos de fabricación de nuevos aviones a las dos grandes compañías fabricantes Boeing y Airbus (ver gráfico).

Hasta el final del primer trimestre de este año, el fabricante estadounidense Boeing, registraba un total de 193 pedidos de aviones, frente a los 181 pedidos brutos de su competencia francesa Airbus.

Boeing logró pedidos para fabricar unos 191 aviones por un valor de $26,693.300 millones, excluyendo dos cancelaciones del modelo 737 por valor de $214.6 millones, y por otro lado, Airbus contó con 162 netos por un valor de $25,944.6 millones, sufriendo unas 19 anulaciones en enero y febrero.

En abril y mayor ha habido nuevos anuncios como el de China Air que ayer dijo que comprará 100 jets A320 a la francesa Airbus o el de Avianca que comprará los 104 aviones, entre ellos los 15 Dreamliner de Boeing.

Según las cifras ofrecidas por los propios fabricantes a marzo, dentro de las cancelaciones de Airbus, 17 de ellas son para el modelo A320 por valor de $1,555 millones y dos del A318 por US$140.2 millones, dejando de percibir unos $1,695 millones.

Durante enero y febrero, Airbus cerró acuerdos para vender 144 naves A321 por unos $15,451 millones dejándolos a precio de catalogo, otros 30 A350-900 por $8,631 millones de dólares, cinco A350-1000 por 41,660 millones, y dos A330-300 por $478.8 millones.

A su vez, Airbus formalizó la entrega de 80 unidades, 65 de pasillo único –uno A318, cuatro A319, 47 A320 y 13 A321–, 13 unidades de A330 y dos superjumbos A380, según un despacho de Europapress.

A juzgar por la férrea competencia, sin duda que este año apunta a ser de altos vuelos para la industria. —AGENCIAS/EDH