Aduanas aumenta cobro por trámites de $6.86 a $315.24

El monto es por trámites comerciales los fines de semana o días festivos

Los pagos excesivos en el comercio son una de las razones que complica la economía. Foto EDH / archivoEl transporte regional tiene bajo presión al gobierno.

Sin tomar en cuenta la necesidad de estimular las exportaciones e importaciones para un adecuado impulso de la actividad económica, el gobierno elevó hasta en 7,500 % los pagos por trámites aduanales, algo que, según representantes empresariales y del sector industrial, amenaza con debilitar la cadena productiva y de negocios del país.

El malestar nace porque el Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General de Aduanas, impulsó el Acuerdo Ejecutivo número 763, publicado en el Diario Oficial el 29 de abril pasado, el cual detalla que se cobrarán $259.33 por hora en servicios extraordinarios (entre 4:00 y 6:00 de la tarde), cuando antes se cobraban $3.43.

Asimismo cobrará $280.83 por hora en trámites nocturnos cuando antes eran $5.71. Y cuando sean fines de semana y feriados ya no se cobrarán $6.88 sino que $315.24.

Es decir que si una empresa solicita servicios extraordinarios de aduana por al menos ocho horas en fines de semana para sus exportaciones, tendrá que pagar más de $2,500 dólares extras.

Hacienda justifica los nuevos cobros por la necesidad de incrementar personal en las delegaciones aduanales y abrir nuevas ventanillas para atender la demanda actual.

Los nuevos cobros cubrirán contrataciones con los siguientes salarios: administrador de Aduanas ganará $2,600; oficial aduanero $1,430; controlador $1,040 y asistente tecnológico $1,300.

"Se autoriza a la Dirección General de Aduanas a que establezca los horarios normales de servicio, así como los días y horas extraordinarios (...) Además se debe dictar las disposiciones para todas las medidas", indica el decreto.

Para el director de Asuntos Económicos y Comerciales de la Cámara de Comercio e Industria, Mario Magaña, la medida no fue consultada con ninguno de los sectores involucrados y preocupa a los empresarios porque elevará las operaciones comerciales y hará que El Salvador pierda beneficios competitivos inmediatos.

"Es complicado el panorama del comercio exterior. Y esta medida eleva más los pagos arancelarios y a mediano plazo es insostenible", explicó el economista.

Uno de los efectos de la decisión gubernamental que Magaña considera determinante es que se creará una saturación burocrática en horas "no extraordinarias, detalle que condicionará el flujo comercial y generará desventaja regional.

"Los negocios, las exportaciones e importaciones no pueden parar y depender solo de las horas hábiles. Los procesos comerciales son de todos los días porque es necesario mover lo que se produce y cumplir con las obligaciones ya contraídas", analizó.

Buscan revertir medida

Voceros de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) confirmaron que hoy se reunirán representantes de la gremial y de la Cámara de Comercio con el viceministro de Hacienda, Roberto Solórzano, y con la Directora de Aduanas, Deisy Reynosa, para buscar rescindir la medida.

"Esto es desproporcional, no comprendemos el fundamento técnico y financiero de la medida. Por ello se busca la derogación. Ojalá hoy lleguemos a un acuerdo para no seguir pagando este exceso", puntualizó Magaña.

Se buscó la versión del Ministerio de Hacienda pero no se obtuvo ninguna respuesta.