resumen noticias

El Salvador, Honduras y Nicaragua venden energía a Panamá

Son 80 megavatios/hora los que el país vecino está demandando debido a la sequía

negocios@eldiariodehoy.com Miércoles, 15 de Mayo de 2013

El Salvador, Nicaragua y Honduras le están vendiendo 80 megavatios de energía a Panamá ante la crisis por la sequía que sufre ese país, informó ayer una fuente regional en San Salvador.

El 80 % de ese suministro lo aporta El Salvador, mientras que Nicaragua y Honduras el 10 % cada uno, precisó el director ejecutivo del Ente Operador Regional (EOR) del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), René González.

"Desde la semana pasada (...), El Salvador, Honduras y Nicaragua están dándole soporte, vendiendo energía a Panamá, a través de las líneas de interconexión internacional SIEPAC", explicó González, según un comunicado del EOR, con sede en San Salvador.

"Panamá está comprando energía para poder suplir su demanda y el mercado eléctrico regional le está dando un soporte firme de 80 megavatios hora, 24 horas al día", precisó el comunicado, que no detalló el coste del suministro.

Recordó que, "debido al retraso en las lluvias, Panamá está sufriendo una crisis energética, ya que no ha llegado la cantidad de agua a los embalses que permita generar suficiente energía eléctrica".

Según el EOR, "la demanda máxima de energía eléctrica de Panamá es aproximadamente de 1,400 megavatios" y "el sistema eléctrico regional tiene una demanda máxima de unos 7,500 megavatios".

El SIEPAC es un proyecto regional que incluye la construcción de una línea de interconexión, que ya está terminada en un 98 %, y que ha significado a los países centroamericanos una inversión de 494 millones de dólares, agregó.

Esos recursos han sido financiados mayoritariamente por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Centroamericano de Integración Económica.

No afecta a El Salvador

El suministro de energía a otro país no representa ningún peligro para la generación interna pues El Salvador aún tiene un excedente de generación que no afecta a los consumidores. Las cifras oficiales indican que la demanda de energía en El Salvador es de 900 megavatios, mientras que la capacidad de generación de energía está en el orden de los 1,400 megavatios. Aún hay un margen.

La energía que se produce en El Salvador es suficiente por ahora, aunque las autoridades gubernamentales están en vías de contratar otros 350 megavatios porque aseguran que la demanda será superada en 2017. Además, esta no es la primera vez que el país le vende energía a otro vecino. Desde hace más de siete años el país le vende energía no solo a Panamá, sino a otras naciones de la región, aunque no sea en la cantidad que se está vendiendo hoy.

Por otra parte la escasez de generación de energía que tiene actualmente Panamá no debería ser un problema para el precio que pagan los consumidores de esa nación, pues este país tiene el 100 por ciento de su energía contratada, por lo que las empresas deben generarla a como dé lugar y distribuirla al precio al que se contrató.