resumen noticias

El desafío está en crecer sin afectar el progreso social

Los países de A.L. deben ser más competitivosb BM sugiere replantear las estrategias económicas y procurar el bienestar social

Tomás Guevara negocios@eldiariodehoy.com Miércoles, 17 de Abril de 2013

A la entrada de un nuevo ciclo donde el viento ya no sopla tan a favor de las velas para impulsar la economía en la región los países deben empezar a replantearse como sortear los malos tiempos sin que se pierdan los estándares de vida conseguidos en los tiempos de bonanza.

"El desafío lo vamos a sentir en los siguientes años que con la disminución de la fuerza de los vientos que han soplado a favor de la región, nuestra tasa de crecimiento va caer a un nivel más bajo con la cual va ser difícil de generar el progreso social que generamos en la década anterior", vaticina el economista jefe para el hemisferio occidental.

Eso podría llevar a un replanteamiento de las estrategias económicas, pero los países deberán poner mayor atención en cómo utilizar el ahorro externo, del que prevé De la Torre, que seguirá dependiendo la región por un buen tiempo, y no menos importante será la atracción de inversión directa extranjera para salir avante.

"A la larga para que la región pueda encontrar su camino al crecimiento, sin disminuir los estándares de vida el secreto que necesita la región es desvelar la productividad, la piedra filosofal de los economistas, es la magia de poder hacer cosas más grandes y mejores con lo que uno tiene", puntualizó.

A la vez, los países latinoamericanos, sin excepción, deberán impulsar reformas profundas de sus sistemas educativos en aras de mejorar el nivel del recurso humano y ser más competitivos a nivel global.

Un rubro en el cual el economista jefe del Banco Mundial señala que la región tiene un rezago de muchos años que no se compara con los países que han tomado la delantera en crecimiento.

"Mejorar la calidad de la educación pasa por mejorar la calidad de los profesores a todo nivel, en ello la región va tener que invertir mucho en los siguientes años y eso se puede hacer relativamente rápido como China lo ha hecho", explica el funcionario del organismo. Además de robustecer la infraestructura física de los países como puertos, aeropuertos, red de carreteras y sistemas de comunicación más eficientes.