El cacao fino tiene potencial para reducir pobreza

Fondos provendrían en el 70% de cooperación internacional

Miembros de organismos y fundaciones estadounidenses interesados en cultivo del cacao como fuente de desarrollo, en su visita a la finca Cuyancúa, Izalco. foto edh/cortesía

Representantes de diferentes organismos internacionales han mostrado interés en el cultivo de cacao fino de aroma como medio de superación de la pobreza en El Salvador.

En días recientes, la finca Cuyancúa de Izalco, miembro de la Sociedad Cooperativa de Productores de Cacao de El Salvador (ES-Cacao), recibió a representantes de la Corporation Reto del Milenio (MCC, siglas en inglés) , de la Fundación Howard G. Buffett (HGBF) y de Catholic Relief Services (CRS).

Durante la visita, los representantes de estas organizaciones observaron las modernas técnicas de cultivo y producción del cacao practicadas en dicha finca.

Estas organizaciones dedicadas al desarrollo han observado el potencial del cacao como medio de vida en El Salvador, explicó Rafael Trigueros Hecht, presidente de ES-Cacao. Esta sociedad ya ha compartido nuevas tecnologías con más de 45 fincas en distintas partes del país, y exhorta a tomadores de decisiones como a pequeños, medianos y grandes productores, a considerar el cultivo de cacao fino de aroma -nativo del país- como una apuesta agrícola clave, incluso a verla como alternativa ante los embates de la roya en el parque cafetero.

Los funcionarios han podido enterarse de primera mano sobre el alto potencial de exportación que brinda el cacao y que durante todo su proceso genera grandes beneficios socio-económicos, además de ser amigable con el medio ambiente y adaptable a un rango de suelos entre los 10 msnm a los 900 msnm.

ES-Cacao es la primera cooperativa dedicada al cultivo de cacao en una forma tecnificada y moderna, que aglutina agricultores y empresarios agrícolas e industriales, que ya tienen varios años trabajando en un esfuerzo de carácter privado para "el renacer del cacao fino y de aroma", lo que garantiza un buen material genético para las siembras, manejos adecuados de los cacaotales como la comercialización de los granos al momento de la exportación, y goza del acompañamiento técnico de organismos especializados de norte y sur América, dijo Trigueros Hecht.

La proyección es exportar cacao fino de aroma a partir de 2014. Este es un "producto codiciado por prestigiosas compañías dedicadas a la elaboración de chocolates finos", dice el empresario.

Los cacaotales pueden ser, según, la sociedad, fuentes de empleo en las diversas fases del cultivo, cosecha y producción del cacao, y con ello fuente de transformación de entornos y de familias.—EDH

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.