Subnutrición afecta a 720 mil salvadoreños

El país ha ganado terreno en garantizar seguridad alimentaria

Este año, alrededor de 375,000 agricultores serán beneficiados con el Plan de Agricultura Familiar. foto edh / archivo

Más del 12 % de la población salvadoreña, es decir 720,0000 personas, vive en situación de subnutrición, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Aunque El Salvador ha logrado avanzar en la última década en asegurar el número mínimo de calorías necesarias para la subsistencia humana, al pasar de una tasa de subnutrición del 16 % –en la década de 1990– a una de 12.3 %, el año pasado, de acuerdo con el representante del organismo internacional en El Salvador, Alan González, el reto salvadoreño es consolidar los avances e ingresar al mercado de alimentos con productos de valor agregado para mejorar los ingresos de las familias productoras.

A la fecha, el Programa de Agricultura Familiar (PAF) es la apuesta oficial para combatir el hambre y la desnutrición. El viceministro de Agricultura, Hugo Flores, aseguró ayer que se han destinado alrededor de $100 millones anuales para proveer de semillas e insumos agrícolas a más de 300,000 productores de subsistencia, así como de capacitación técnica para la comercialización de sus productos y la mejora de sus métodos de cultivo. Sin embargo, numerosos analistas han cuestionado el PAF debido a que no ha sido capaz de sacar de la pobreza a los agricultores, por lo que han enfatizado que la mayor inversión debe ir destinada a la innovación y tecnología.

El cuarto informe de coyuntura de 2012 de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) reveló que entre 2007 y 2011, alrededor de 640,000 personas se convirtieron en pobres, es decir, que más de medio de millón de salvadoreños no pueden cubrir con sus ingresos la Canasta Básica Alimentaria. El 57.1 % de esa población reside en la zona rural.

En Centro América, Guatemala y Nicaragua con una tasa del 30.4 % y 20.1 %, respectivamente, son los países con mayores niveles de subnutrición; mientras que Costa Rica, con 6.5 %, y Honduras, con 9.6 %, tienen la menor cantidad de personas desnutridas, según los datos la FAO.

El otro reto de los países es garantizar el acceso a los alimentos y no solo mejorar su producción. De acuerdo con González, "en todos los países de América Latina y el Caribe el abastecimiento por producción e importación es suficiente para alimentar a la población", pero la precaria situación económica de las familias les impide tener acceso a ellos, sostuvo.