Moody's rebaja la nota de la propietaria de S&P

La agencia norteamericana Standard & Poor's sufrió una rebaja de calificación por parte de su principal competidora, Moody's.

La degradación de S&P fue de dos escalones. foto edh /archivo

WASHINGTON. Potencias mundiales, grandes bancos y poderosas multinacionales. Nada escapa al largo brazo evaluador de las agencias de calificación, ni siquiera las propias agencias de calificación.

En una suerte de primera batalla de una inopinada guerra del «rating», Moody's ha rebajado en dos escalones la nota de solvencia a largo plazo de la matriz de Standard & Poor's.

La nota de la editorial del conglomerado empresarial baja hasta Baa2 con perspectiva negativa, ante los litigios en los que se ha visto envuelta la compañía en EE. UU., donde el Departamento de Justicia ha acusado a S&P de defraudar a los inversores.

Asimismo, Moody's justifica esta rebaja por la decisión de McGraw Hill de desprenderse de su negocio editorial en el área educativa, operación que podría completarse en el primer trimestre a cambio de 2,500 millones de dólares, lo que reducirá los ingresos de la compañía.

La perspectiva negativa del 'rating' refleja el potencial de nuevos litigios y regulaciones adversas y la resultante incertidumbre creada para la posición financiera y las operaciones de McGraw-Hill, explicó la agencia, que considera improbable mejorar la nota de su rival en un futuro próximo.

El Departamento de Justicia de EE.UU. presentó el pasado 4 de febrero una demanda civil contra S&P y su matriz McGraw-Hill, por crear un esquema para defraudar a los inversores con productos financieros como RMBS (valores respaldados por hipotecas) y CDOs (obligaciones de deuda colateralizada). La semana pasada el Departamento de Justicia de EE.UU. informó que también la posibilidad de emprender también acciones legales contra Moody's, que podría enfrentarse así a una amenaza similar a la que le ha costado la bajada de rating a su competidora._Agencias