CEPA anula contratos a tiendas del aeropuerto

Ante la falta de fondos, la autónoma pretende concesionar los espacios hasta por 10 años

Las tiendas libres están a los lados del pasillo principal habilitado solo para el tránsito de los pasajeros. Están amenazadas con ser desalojadas si no se apegan a la concesión. Foto Archivo

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) no prorrogó para este año el contrato de arrendamiento a las tiendas libres y otros negocios instalados en el Aeropuerto Internacional El Salvador, en Comalapa.

La razón es que la presidencia de la autónoma ha decidido concesionar hasta por un periodo de 10 años la explotación de dichos espacios comerciales, según explicaron representantes de los negocios, que omitieron sus nombres por temor a ser desalojados.

Los comerciantes afirman que la mayoría de los dueños de los negocios no tienen los $800 mil que se les pide para mantenerse en dicha infraestructura, y argumentan que se le quiere concesionar a una sola empresa, supuestamente de panameños.

En una entrevista de televisión, el presidente de CEPA, Alberto Arene, confirmó que se pretende darle al aeropuerto un aspecto de centro comercial moderno, que es la tendencia a la que están yendo otros aeródromos de clase mundial.

Arene aclaró que la remodelación y "cambio de look" a los espacios comerciales para las tiendas libres y el resto de comercios, "se paga", aunque no explicó si con los fondos provenientes de la titularización de una parte de los ingresos del aeropuerto, que ya está en proceso, o del arrendamiento de dichas áreas.

Sin embargo, representantes de los concesionarios de los locales comerciales, consideran que la modernización de la que habla Arene, saldrá de la concesión que él quiere hacer para reunir parte de lo que se invertirá en la fase de modernización del aeródromo. "CEPA quiere entregar las tiendas a un solo proveedor para sacar dinero, unos $18 millones, para hacer las ampliaciones", dijo un concesionario.

Aunque el proyecto de mejora es bien visto se cuestiona el método que está queriéndose utilizar, debido a que con la concesión se dejaría sin opciones a los pequeños negocios, cuyos propietarios no alcanzarían a reunir la cantidad que se necesita para pagar 10 años de arrendamiento adelantado.

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Aeropuertos y Puertos Marítimos, Óscar Armando García, dijo que "en estas circunstancias cuando quieren casarnos internacionalmente con todos (grandes empresas extranjeras que explotan tiendas libres), nos ponen un derecho de piso que no podemos pagar nosotros".

Empero, explicó que están negociando los puntos, pero aún no se han definido las reglas del juego, porque CEPA está esperando que la empresa española que está elaborando la asesoría comercial defina "como nos van a tasar a cada uno".

García añadió que CEPA ya negoció con cuatro concesionarios grandes, de origen panameño, el monto del derecho de llave y el plazo de la concesión, que no especificó, pero aclaró que falta el visto bueno de la directiva de la institución, por cuestiones de control y de transparencia.

Al reiterar que los propietarios de las pequeñas tiendas no tienen para pagar una concesión por 10 años de plazo, argumentó que ya lo hicieron desde que el aeropuerto entró en operaciones.

El vocero confirmó que por ahora pagan o la cuota fija mensual en caso de que no vendan nada, o el 11 % sobre las ventas brutas.

Destacó que tras la negociación de la concesión con las empresas panameñas, estas pagarían mensualmente un promedio del 11.25 % sobre las ventas brutas durante ese periodo.

En afán de ser justos, comentó que los comercios pequeños están dispuesto a pagar dicho porcentaje, "pero no a pagar el derecho de llave. En otras palabras quedamos en iguales condiciones, nada más que nosotros a largo plazo, mientras que ellos (los grandes) inmediatamente pondrían el derecho de llave".

La tarifa mínima de arrendamiento actual es de $44.43 por metro cuadrado, confirmó un propietario de tienda, que pidió reserva de su nombre, por temor a que le quiten definitivamente el contrato de alquiler, que por ahora CEPA se los ha suspendido desde el pasado 31 de marzo.

Dicho comerciante también comentó que a los pequeños propietarios de tiendas libres, la autónoma les ha dado hasta finales de marzo para que suscriban la concesión a 10 años, mientras los dueños de restaurantes, artesanías y tiendas de ropa, entre otros, les han dicho que los esperan hasta junio próximo.

Sacar a pequeños

Otro concesionario, que también pidió el anonimato, afirmó que lo que pretende el presidente de la CEPA es sacar del negocio a los concesionarios chiquitos "que somos salvadoreños.

"Más que todo están negociando con los gigantes de Panamá, los señores Motta, Ueta y otros, que "son los dueños de casi todas las tiendas libres en los aeropuertos de Latinoamérica", aseguró.

En su caso, dijo que le correspondería pagar cerca de $800 mil por la concesión a 10 años, ¿y de dónde?, cuestionó.