EE.UU. demanda por $5,000 Mlls. a Standard & Poor's

La agencia es acusada de fraude al "inflar" calificaciones y subestimar riesgos hipotecarios

La calificadora de riesgo está en entredicho ante el Gobierno de EE.UU. foto edh /REUTERS

WASHINGTON. El Gobierno de Estados Unidos exigirá 5,000 millones de dólares en compensaciones en una demanda contra Standard & Poor's (S&P) en la que acusa a la agencia calificadora de defraudar a sus inversores.

La medida es parte de uno de los casos más ambiciosos del Departamento de Justicia en torno a la conducta durante la crisis financiera.

La administración federal dijo que la firma infló calificaciones de crédito y subestimó riesgos asociados con títulos hipotecarios, impulsado por un deseo de obtener más negocios de los bancos de inversión que emitieron esos títulos. S&P también declaró falsamente que sus calificaciones de crédito eran objetivas, indica la demanda.

Entre septiembre de 2004 y octubre de 2007, en momentos en que la crisis en el mercado inmobiliario estaba a punto de estallar, la empresa retrasó actualizaciones a sus criterios de calificación y modelos analíticos, lo que debilitó su criterio más allá de lo que analistas consideraban necesario para hacerlo más preciso, indicó el Departamento de Justicia.

Durante ese periodo, según la demanda, S&P emitió calificaciones de crédito sobre títulos hipotecarios valuados en 2.8 billones de dólares y productos vinculados estructurados valuados en 1.2 billones de dólares.

"Básicamente, esta supuesta conducta es indignante, y va directo al centro de la reciente crisis financiera", detalló el fiscal general Eric Holder en una conferencia de prensa en Washington en la que anunció los cargos.

La demanda de 119 páginas, presentada el lunes en la corte federal de Los Ángeles, es la primera del Gobierno en contra de una agencia de calificación de crédito, un sector que en general se ha protegido de cualquier responsabilidad al citar la protección de la Primera Enmienda.

Un total de 16 estados y el distrito de Columbia también están demandando a la agencia, una unidad de McGraw-Hill Companies.

Las acciones de McGraw-Hill caían 5.3 %, a 47.61 dólares este martes, ampliando las pérdidas de la víspera.

Ningún individuo fue acusado en la demanda del Departamento de Justicia de Estados Unidos y no estuvo claro de inmediato porqué el Gobierno se enfocó en S&P y no en sus rivales Moody's o Fitch, propiedad de Fimalac, que también ofrecieron calificaciones a esos títulos.

S&P se defiende

La agencia sostuvo que la demanda de Estados Unidos carece de méritos y que se defenderá energicamente.

El Gobierno "eligió selectivamente" correos electrónicos para malinterpretar la actividad de los analistas, indicó en un comunicado.

Floyd Abrams, un abogado de la firma, predijo que el Gobierno tendrá dificultades para demostrar que la calificadora otorgó valoraciones incorrectas de manera intencional. —REUTERS

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.