Calvo, a favor de acelerar leyes para inversiones

b La compañía también pide a los diputados que ratifiquen el Acuerdo de Asociación con la UE

Panorámica de la planta de Calvo en Punta Gorda, La Unión, donde esperan incrementar el personal a 1,900 personas. edh/Archivo

Para que El Salvador dé un golpe de timón a la caída en sus flujos de inversión extranjera, se deben aprobar las leyes que el Ejecutivo envió el año pasado a la Asamblea, ratificar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea y avanzar en el tema energético, según el director del Grupo Calvo para Centroamérica y el Caribe, Miguel Ángel Peñalva.

El vocero de Calvo también dijo que este año, como los anteriores, tienen programada una inversión de entre cinco a diez millones de dólares en nuevos equipos y la contratación de más empleados para abrir el turno de noche en la atunera asentada en La Unión, con miras a incrementar sus exportaciones.

En esa línea el ejecutivo, prácticamente, le pidió a la Asamblea Legislativa que acelere la aprobación del paquete de leyes relacionadas a la atracción de inversiones y que ratifique cuanto antes el Acuerdo de Asociación que dará mayores ventajas competitivas para que El Salvador haga más y mejores negocios con el viejo continente.

El 19 de septiembre del año recién pasado, el Órgano Ejecutivo presentó al Congreso un paquete de propuestas de ley, incluyendo reformas a la Ley de Zonas Francas; la Ley de Asocios Público Privados, la Ley de Contratos de Estabilidad Jurídica y la Ley de Servicios Internacionales, así como la relacionada con la Firma Electrónica.

En resumen se busca incentivar a los empresarios extranjeros y salvadoreños a que aumenten sus inversiones en el país y garantizarles las reglas del juego para el retorno de sus inversiones.

"Nosotros creemos, primero que estas leyes son fundamentales para atraer inversión", dijo Peñalva, tras destacar que son muy importantes, "principalmente porque nos dan otras herramientas para que vengan otros inversores, no solo locales, sino también extranjeros".

El director del Grupo Calvo añadió que este conjunto de nuevas leyes, una vez en vigencia, dará seguridad para los próximos años, que es una de las causas por las que el país no ha tenido muchas inversiones en los últimos años, pero considera que con estas leyes se puede lograr que vengan nuevos empresarios.

"Si consiguiéramos que se aprueben estas leyes (...), con la mano de obra tan trabajadora que tiene este país (...) y quizá con algunas ventajas o en el futuro que fuera el tema de la energía, que es importante para todas las industrias, creemos que El Salvador se puede convertir en un objetivo para muchos empresarios que quieran venir a desarrollar sus negocios en este país", añadió.

Con todo ello, más el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. y la ratificación y puesta en vigencia del Acuerdo de Asociación con Europa, que prácticamente son los mayores mercados del mundo, "yo creo que ya se colocan las piezas para que se desarrollen los negocios en este país, porque estamos seguros que en este país se puede invertir y se debe invertir más", acotó.

Desde 2007 que el país recibió IED por $1,500 millones el país se vino en picada y el dato de 2012 ni siquiera se hizo público hasta hoy. Aunque extraoficialmente, no superará los $500 millones.

Intereses de nación

Según Peñalva, todas estas iniciativas, incluyendo el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE), son mensajes claros de que El Salvador está enviando las señales correctas para atraer mayores flujos de inversión extranjera. "Creemos que el Acuerdo de Asociación con la UE va a traer más inversores de fuera, creemos que puede no solo garantizar una seguridad para los productos que queremos exportar a Europa, sino también que vengan empresas de Europa y de otros países ", dijo el ejecutivo.

Peñalva considera que el tratado firmado con la UE debe ser ratificado cuanto antes, ya que abre un abanico de oportunidades para los empresarios salvadoreños, sobre todo pequeños y medianos, que al ya no depender del sistema generalizado de preferencias (SGP) por parte de Europa podrán expandir sus inversiones, producir más y aumentar sus exportaciones a los 27 países de la Unión Europea.

"Lo importante es que nos da una seguridad jurídica, porque es en dos vías, ya no dependemos de que nos cedan los privilegios del sistema de preferencias, sino que ahora podemos, ambas partes, negociar en el mismo nivel", sostuvo Peñalva.

"Yo tengo mucha confianza en los empresarios salvadoreños tanto pequeños, medianos y como grandes, y estoy seguro que sus productos se van a poder vender en Europa, igual que se venden en los EE.UU.", agregó al referirse a la importancia de la ratificación del Acuerdo por parte de la Asamblea Legislativa.

"Y a nosotros, como Calvo, pues nos da una seguridad de que nosotros exportamos más del 80 por ciento de nuestro producto a la UE, por lo tanto ya nos va a dar una tranquilidad y una seguridad jurídica de poder seguir haciéndolo sin ningún tipo de problemas", destacó.

El ejecutivo de Calvo también se refirió a que El Salvador no debe quedarse a la zaga en la ratificación del Acuerdo, pues otros países como Nicaragua y Costa Rica ya le sacaron ventaja. "Costa Rica ya lo va a mandar a la Asamblea, Nicaragua tengo entendido que lo ha aprobado ya. Es decir esto es un tema de competencia, El Salvador no se puede quedar atrás con el resto de países. Tenemos que conseguir que nosotros tengamos esas facilidades de negocios con la mayor potencia económica del mundo que es Europa", aseguró.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.