resumen noticias

Carlos Acevedo: "Pongo la economía en términos más dramáticos"

Entrevista. El presidente del Banco Central de Reserva ha sido el más crítico de las políticas económicas del país y de sus resultados

Texto: Karen Molina Viernes, 14 de Diciembre de 2012

El presidente del Banco Central de Reserva es considerado el funcionario más sincero en cuanto a los datos económicos del país. Aunque el resto del Gabinete y el mismo presidente de la República han negado que el país esté hundiéndose, Acevedo lo ha dicho sin tapujos.

Ayer, durante una pequeña entrevista, Acevedo reconoció que los demás funcionarios también reconocen la difícil situación del país, pero que a diferencia de él, ellos hacen declaraciones bajo argumentos políticos.

En 2010, acusó a los diputados de la Asamblea de "tener un interés pecuniario", y ellos obligaron a Acevedo a "disculparse". Hace dos días dijo que ni dejando de "despilfarrar" se podrá terminar con el hoyo fiscal que vive el Gobierno salvadoreño.

Usted dijo que no estamos con el agua hasta el cuello, sino hasta en la nariz...

— Pero yo lo dije sobre Europa, sobre los países europeos.

Pero lo ha dicho antes y siempre se ha mostrado preocupado por la economía del país. ¿No cree usted que eso lo pone en choque con las declaraciones del resto de funcionarios del Gabinete económico?

— Pero es que no hay contradicción. Si ves el discurso del presidente -Mauricio Funes-, el discurso del Ministro -Carlos- Cáceres y de Alex Segovia -secretario técnico de la presidencia-, es el mismo discurso.

Pero ellos dicen que todo está bien.

— Noo, no dicen que todo está bien. Lo que pasa es que lo ven del lado más optimista. Por ejemplo, el secretario técnico, el otro día en la conferencia de prensa que dio con Gerson -Martínez- y con Cáceres dijo que estamos, estamos creciendo a 1.5 % y que eso no es suficiente. O sea, es todavía bajo. Es exactamente lo que decimos nosotros. Ahora él dice: pero recordemos que cuando entramos estábamos cayendo a más del 3 % y en el IVAE estábamos cayendo a -10 %. Entonces, dicen lo suficiente. El tema fiscal, desde el presidente hasta el ministro de Hacienda y Alex -Segovia- han dicho que la situación fiscal es complicada. Hay un nivel de endeudamiento alto. Lo que hay que ver qué es lo que se está haciendo y lo que ha estado haciendo el Gobierno es justamente agarrar al toro por los cuernos. Primera vez en 30 años que un gobierno dice: tenemos una situación fiscal que si no la arreglamos, esto no es sostenible. Y eso te lo reconoce desde el presidente hasta todo el Gabinete. Yo no veo contradicción.

De todos los funcionarios, ha sido usted el más realista con los números.

—Quizá lo pongo en términos más dramáticos, si se quiere, pero yo creo que en eso sí hay consenso.

Y ser tan sincero no le ha traído problemas con el resto de funcionarios. No le han dicho: Carlos, y por qué dices esto?

— Sí, lo que pasa es que los medios no recogen todo lo que uno dice, sino que ustedes, como todo mundo, resalta aquello que le interesa más resaltar o que le llama más la atención y entonces a veces sí, si uno mira titulares o frases aisladas, puede ser que hasta yo me asuste. Pero yo sé el contexto en que lo dije. Entonces, esto siempre ocurre, es parte de los gajes del oficio.

¿Usted se considera el más realista en cuanto a la situación fiscal del país?

— Yo creo que los funcionarios que te he mencionado, ellos tienen la claridad de la situación y ambos se la transmite al presidente y cuando el presidente sale hablando de la situación, se ve que entiende bien. Entonces, no creo que yo, me consta que no están metiendo la cabeza como el avestruz en la arena. Lo que pasa es que a nivel del presidente o secretario técnico, obviamente entran en juego valoraciones políticas que ya es el ámbito de ellos. Una recomendación técnica no la puede impulsar o implementar simplemente porque técnicamente es buena. Ellos tienen que ver cuál es la consecuencia política y social de esta recomendación y es lo que tiene que hacer el presidente, porque al final de cuenta es a él al que le pasan la factura. Si algo sale mal, no van a decir: "mire, fue recomendación del ministro tal". Van a decir: "el presidente" y es natural que el presidente tenga que hacer su valoración política.

Hay rumores de que usted podría dejar el Gobierno el otro año. ¿Eso es así?

— No lo sé. Recordemos que todos los años, al final del año, los funcionarios públicos tenemos que poner nuestra renuncia y eso lo hemos hecho todos los años justamente para que el presidente quede en libertad de hacer los cambios que él quiera, que no esté diciéndole: "mirá, andate" o "te voy a quitar", sino más bien, "mire presidente, mi cargo está a disposición y usted decide si seguimos o no seguimos". El presidente queda en libertad de tomar la decisión.