resumen noticias

Producción nacional cae a niveles de hace 5 años

El IVAE a septiembre refleja desaceleración del crecimiento de la actividad económica

Viernes, 7 de Diciembre de 2012

El Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE) mensual muestra que a septiembre de 2012, por octavo mes consecutivo, la producción salvadoreña se quedó por detrás de la lograda en 2011.

De acuerdo con las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR) el crecimiento del indicador hace dos meses fue de 1.2 %, al ubicarse en 203.80; sin embargo ese avance es menor en 1.9 % al que el IVAE alcanzó en septiembre de 2011.

La misma tendencia reflejan los números oficiales entre febrero y julio de 2012. Aunque el IVAE ha registrado cierto nivel de crecimiento mes a mes, este se vuelve inferior a medida avanza el calendario y dista de los avances que se lograron el año pasado.

Al respecto, el Gobierno ya ha admitido lo que analistas económicos anunciaron hace meses: que el país ha entrado en una fase de estancamiento económico. Sin embargo, salvo un paquete de leyes para incentivar la inversión, presentado hace un par de semanas en la Asamblea Legislativa, nada indica que el Gobierno tenga medidas más contundente para mejorar los niveles de productividad.

Según el economista Claudio de Rosa, lo más preocupante del lento crecimiento del IVAE es que los 203.89 obtenidos en septiembre se asemejan a los 203.89 registrados en abril de 2007.

Lo anterior significa que la producción salvadoreña ha retrocedido a niveles de hace cinco años y está 4.3 % por debajo del récord histórico alcanzado en mayo de 2008, cuando el indicador fue de 212.53.

El IVAE es una medida mensual que ayuda a descifrar cómo podría comportarse el Producto Interno Bruto (PIB), indicador por excelencia para medir el crecimiento económico, y aunque es preliminar sí comprueba que "definitivamente ha habido una caída en la tasa de crecimiento de la economía", explicó el exministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, aunque aclaró que todavía no se puede hablar de crecimiento negativo, sino de una desaceleración en el crecimiento.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) explicó en su informe de coyuntura del tercer trimestre 2012, que el PIB había crecido 1.25 % respecto al mismo periodo de año pasado; pero recalcó que "en general, todos los sectores no agropecuarios privados mostraron una reducción en su ritmo de crecimiento".

Al mismo tiempo, la institución confirmó que su tradicional encuesta y el IVAE respaldan que "durante el tercer trimestre de 2012 continuó la tendencia a la desaceleración".

El nuevo retroceso, no obstante, vuelve aún más complicado alcanzar la meta de crecimiento de entre el 1.3 % y el 1.5 %, planteada por el Gobierno, que ya había revisado a la baja la proyección inicial del 2.5 %.

A pesar del optimismo oficial, para la comunidad de analistas económicos y empresarios, el país logrará crecer con suerte alrededor del 1 % del PIB.

Último lugar

En la competencia por el crecimiento, las estadísticas locales respaldan que El Salvador se quedará otra vez en el último lugar en América Latina. Si bien es cierto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) aseguró en octubre pasado que el crecimiento de la región se ubicaría en 3.2 %, 0.5 % a la estimada en un principio todas las proyecciones para sus países miembros superan el 3 %, mientras que el promedio en Centroamérica está fijado en 4.4 %, cuatro veces más de lo que el país podría realmente lograr al cerrar el año.

Los números de la Cepal indican que en materia de crecimiento El Salvador se acerca más a el Caribe que a los países que realmente han sorprendido al mundo, como Panamá, en la región, cuyo PIB crecerá a una tasa superior al 9 % este año.

Más señales adversas

El torbellino de baja productividad en el que está atrapada la economía también lo comprueba la disminución de las importaciones de bienes de capital y materias primas, aseguró el economista Rigoberto Monge.

De acuerdo con las estadísticas del BCR, la importación de los primeros ha caído, entre enero y octubre, en 0.6 %, al pasar de $1,066.4 millones durante el mismo periodo de 2011 a $1,060.5 millones este año.

Por otro lado, el último Indicador de Empleo de Fusades tendió a la baja, una muestra clara de los bajos niveles de crecimiento por los que atraviesa la economía.

"Todos los sectores reportan menores tasa de crecimiento en el periodo de enero a agosto de 2012, que en igual periodo de 2012", aseguró el tanque de pensamiento en su informe.

El documento señala que el empleo en la industria manufacturera se redujo en 0.1 %, cuando el año pasado había crecido 4.9 %.

El único sector que registró un crecimiento considerable fue el de servicios, que aumentó 5.6 %.

Los mismos empresarios también describieron el clima de negocios como desfavorable, siguiendo la misma tendencia desde 2008.

La incertidumbre, la delincuencia, las políticas económicas, la burocracia y la confrontación entre el Gobierno y el sector privado son a la fecha las razones por las que, de acuerdo con el sector privado y analistas, no crece la economía.

A juicio de Hinds, el próximo año, el panorama internacional pintará condiciones externas desfavorables para El Salvador, por lo que se deberá impulsar el crecimiento desde casa a través de una mejor administración económica, lo cual incluye mejorar el clima de inversiones y abandonar la estéril confrontación.