resumen noticias

Las tortugas son gancho turístico poco explotado

Familias que antes vendían huevos de tortuga de forma ilegal, hoy son guías turísticos

Karen Molina negocios@eldiariodehoy.com Sábado, 24 de Noviembre de 2012

La crianza y posterior liberación de tortugas se ha convertido en un buen nicho turístico, en algunas zonas costeras del país, pero aún no es aprovechado en su totalidad.

Algunas familias que antes vendían huevos de tortuga de forma ilegal en las playas del país son ahora guías turísticos que administran los viveros de tortugas y muestran a las personas el momento en que los pequeños quelonios entran al mar.

Sólo el Fondo de la Iniciativa para las Américas (Fiaes) ha financiado unos 30 proyectos desde 2002 e invertido unos 400,829 dólares en la compra de los huevos, que son criados en zonas como La Barra de Santiago, en San Francisco Menéndez (Ahuachapán), en Jiquilisco (Usulután) y en Los Cóbanos (Sonsonate).

Con este dinero, la organización ha concientizado a los habitantes de esas zonas para que dejen de vender los huevos de forma ilegal y le saquen lucro de otra forma.

El gerente general de esta organización, Jorge Alberto Oviedo, aseguró que este tipo de proyectos está generando ingresos económicos a familias que antes vivían de la venta ilegal de los huevos de tortuga.

"Dependiendo del número de turistas a quienes puedan agrupar, hay familias que pueden tener ingresos de hasta $200 por ser guías turísticos", aseguró Oviedo.

Muchas familias, coordinadas por otras asociaciones de pescadores y movimientos de mujeres, están armando tours en los que se enseña al turista el momento en el que las tortugas ponen sus huevos en la playa, así como la incubación que hacen en los viveros y, lo que más gusta a muchos, la liberación de las pequeñas tortugas que entran por primera vez al mar.

Sólo este año se han liberado un aproximado de medio millón de neonatos o tortugas bebés, según los datos que maneja Fiaes.

La Fundación Zoológica de El Salvador (Funzel) también realiza este tipo de espectáculos en coordinación con las asociaciones pesqueras de la zona costera. Para este domingo habrá una liberación en playas de Jiquilisco, Usulután, y muchos jóvenes serán testigos del suceso.

Esta organización ha trabajado con pobladores de 37 playas del país.

Roberto Molina, presidente de la Federación de Cooperativas de Producción y Servicios Pesqueros La Paz (Fecoopaz), sostuvo que muchos de sus pescadores están obteniendo un poco más de dinero gracias a su participación en estos proyectos, con los que no sólo aumentan sus ingresos, sino que además, contribuyen a mejorar el medio ambiente. "Esta es una alternativa que tienen los pescadores y que está ayudando mucho a las familias. Debe de potenciarse".

Costa Rica

Pero aunque hay varias organizaciones trabajando en este rubro, lo cierto es que este nicho turístico apenas es incipiente. Y no existe una estrategia oficial al respecto.

En Costa Rica, este turismo de naturaleza atrae a cientos de personas cada año. Según cuenta Oviedo, en 1980, este país inició la observación de tortugas en Isla Tortuga, Sabah y en el Parque Nacional Tortuguero. Sólo en 2002, este parque recibió a 26 mil 292 visitantes, lo cual generó ingreso bruto por $6,714,483.

Esto produjo beneficios directos para 25 propietarios de hoteles y albergues, 265 empleados de hotel y 235 guías turísticos.

En El Salvador, hay algunos restaurantes y hoteles de playa que están aprovechando este rubro, como el caso del Hotel Tortuga Village, situado en la playa Costa del Sol, La Paz. Son iniciativas privadas.

Oviedo aseguró que entre los beneficios económicos que genera este tipo de turismo están la creación de fuentes de empleo, el aumento del ingreso familiar y el mejoramiento de la infraestructura. Los beneficios medioambientales también son muchos pues las tortugas son "las jardineras del mar".

Según un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en Inglés), desde 1990, el turismo basado en la tortuga marina se ha vuelto popular en varios sitios en África, América y Asia. Esta clase de turismo se da en 92 sitios en 43 países y atrae cada año a millones de visitantes que participan en tours de este tipo.

El Ministerio de Turismo, sin embargo, no tiene ningún plan en este rubro. La alternativa más próxima es el financiamiento del Fomilenio II, que apoyaría la zona costera del país, según proyecciones.