resumen noticias

Gran Bretaña pide acelerar la ratificación de acuerdo con UE

Gran Bretaña destacó los beneficios que traerá el acuerdo con el bloque europeo

Guadalupe Hernández negocios@eldiariodehoy.com Jueves, 15 de Noviembre de 2012

Hace cuatro meses, cuando Centroamérica y la Unión Europea firmaron un Acuerdo de Asociación -luego de varios años de negociaciones-marcaron el punto de partida hacia una nueva etapa en el progreso y desarrollo sostenible de las relaciones entre ambas regiones.

El acuerdo, que está basado en los pilares de cooperación, política y comercio, cobrará vigor hasta que sea ratificado por los parlamentos de la región.

El ministro de Estado de la cancillería británica, Hugo Swire, quien se encuentra en El Salvador para estrechar las relaciones políticas y comerciales, aseguró ayer que el acuerdo creará lazos más fuertes entre Centro América y el bloque europeo, y sin duda, generará valiosas oportunidades comerciales para compañías de ambas regiones.

Por el lado de la Unión Europea, es requerido el consentimiento del Parlamento Europeo para que el pilar comercial entre en vigor, ya que esa parte del acuerdo es compartida entre la UE y Estados Miembros.

Asumiendo que esto se lleve a cabo, el acuerdo comercial comenzará en cuanto sea aprobado por el gobierno de cada país centroamericano, aseguró Swire.

A la fecha, sólo Nicaragua lo ha ratificado. Mientras que el Parlamento Europeo dio su primera aprobación el 25 de octubre. La ratificación total se espera sea completada el próximo mes de diciembre.

Swire, quien ayer visitó la XXIV Feria Internacional de El Salvador, que se celebra del 13 al 18 de noviembre, destacó que el acuerdo traerá beneficios para ambas partes, aunque habrá más para el Istmo, pues ayudará a diversificar su comercio lejos de sus mercados comerciales tradicionales.

En el largo plazo, Swire espera que la región genere cerca de $3,000 millones de ingresos adicionales como resultado del pilar comercial.

A medida que los países centroamericanos suban en la cadena de valor, exportando a Europa no sólo materiales primarios, sino también procesados, empacados y productos finales, la cantidad y calidad del empleo crecerá, y ayudará a reducir la pobreza.

En la actualidad, buena parte de las exportaciones centroamericanas al bloque europeo son productos alimenticios y de origen animal, sectores en los que habrá una notable reducción y eliminación de aranceles.

El Salvador ganará en las exportaciones de café, azúcar, especies y pescado; Nicaragua en materiales crudos tales como semillas y aceites vegetales; Honduras, Guatemala y Nicaragua en textiles y productos de moda.

Detalló que algunos productos serán sujetos a cuotas, las cuales pueden entrar libre de impuestos o con cobros más bajos, tales como: guineos, arroz, ron, carne y azúcar. Es muy probable que Guatemala sea el mayor beneficiado en azúcar, y Costa Rica en guineos.

El funcionario informó que actualmente el Reino Unido exporta anualmente bienes valorados en $410 millones a la región, "los cuales estamos determinados a seguir construyendo a medida que nos beneficiamos de la creación de lazos económicos y comerciales más fuertes, la reducción de aranceles y mercados más abiertos".

El ministro Swire permaneció durante dos días en suelo salvadoreño, como parte del interés del gobierno de coalición británico de crear alianzas con Latinoamérica.

Durante su visita, el funcionario inauguró la nueva embajada de Gran Bretaña en El Salvador, las cuales estuvieron cerradas durante nueve años. La reinauguración de la Embajada marca el fortalecimiento de los lazos de amistad y políticos.

Entre las actividades de Swire, destaca la visita que ayer hizo en las oficinas de Industrias La Constancia, una subsidiaria SABMiller, una empresa con sede en el Reino Unido, con presencia en El Salvador desde 2005.

Carlos Habencio Fernández, presidente de ILC, dijo que como inversionistas extranjeros, la apertura de la nueva embajada del Reino Unido significa un evento muy positivo, ya que dicha representación diplomática proporcionará gran apoyo para las empresas británicas radicadas en el país, y también ayudará a promover nuevas inversiones y lazos comerciales entre ambos países.