resumen noticias

Créditos para casas usadas lideran en FSV

El financiamiento para la compra y construcción sigue siendo insuficiente para reactivar a la construcción, dijo Casalco

Karla Argueta negocios@eldiariodehoy.com Miércoles, 18 de Julio de 2012

Los salvadoreños están resolviendo su déficit habitacional con viviendas usadas. De acuerdo con los datos del Fondo Social para la Vivienda (FSV), de los $89.1 millones que la institución colocó entre junio de 2011 y mayo de 2012, el 51.2%, es decir, un poco más de $44 millones fue otorgado para la compra de vivienda usada, mientras que apenas un 28.1% sirvió para financiar casa en proyectos residenciales nuevos.

El resto del dinero, según el informe de cuentas que rindió ayer la institución fue destinado a la adquisición de viviendas recuperadas, la compra de lotes, reparaciones y ampliaciones, traslados de deuda y refinanciamientos.

Aunque el Fondo Social para la Vivienda (FSV) tiene una participación del 63.1% del mercado de préstamos hipotecarios en el Sistema Financiero Nacional y ha logrado incrementar el otorgamiento de préstamos después de la crisis de 2008, sigue siendo insuficiente para levantar el sector de la construcción y en específico el rubro de proyectos residenciales.

Según el director ejecutivo de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (Casalco), Ismael Nolasco, el sector no logra los mismos niveles de financiamiento para la adquisición y construcción de viviendas por parte de la banca privada ni ha elevado el número de empleos.

Los números de la gremial subrayan que el promedio mensual de otorgamiento de créditos durante 2012 ha sido de $25.13 millones, $19.12 millones menos que en 2007. Aunque después de 2009 la cantidad de préstamos otorgados comenzó a levantarse, el ritmo ha sido lento, afirmó Nolasco.

El número de trabajadores cotizantes que se dedican al rubro de la construcción también sigue estando en alrededor de ocho mil empleados menos que antes de la crisis, cuando los empleos generados por el sector sobrepasaban los 32,000. A mayo de 2012, según Casalco, ascendían a 24,628.

Bajo este escenario, el director de la gremial concluyó que "el mercado todavía está deprimido", debido a que continúa "una situación económica desfavorable para el país, que impacta en la bolsa de las personas", y añadió que aun aquellas casas que cuentan con subsidio gubernamental son de difícil adquisición para las familias.

Nolasco destacó que en diversas ocasiones la Cámara ha planteado numerosas iniciativas para dinamizar las inversiones, para mejorar la demanda, procesos para agilizar trámites; sin embargo, no han sido tomadas en cuenta.

A pesar del poco flujo crediticio para la construcción, el representante de Casalco afirmó que el sector privado no ha dejado de planificar proyectos, aunque ha disminuido la velocidad, admitió. Solo entre los desarrolladores agremiados a la Cámara podrían sumar casi siete mil viviendas este año, dijo. De ellas, más del 50% son de interés social.

No obstante, esos proyectos siguen en trámites, por lo que estos podrían no estar listos para 2012.