Impulsan el rescate del cultivo de cacao fino, para disminuir la importación

El relanzamiento de la cadena de valor del cacao fino de aroma forma parte del Plan de Agricultura Familiar, que impulsa el Ministerio de Agricultura .

Cacao significa en griego "alimento de los dioses". El cultivo es originario de Mesoamérica. Foto EDH

La industria chocolatera salvadoreña importa un estimado de 1,500 toneladas de cacao al año para utilizarla en sus diferentes procesos productivos. Nicaragua, Guatemala y Honduras son los principales proveedores de los industriales, que no tienen más remedio que importar debido a que en el país la producción del cacao es bien baja.

Antaño, El Salvador sembraba unas 10 mil manzanas de este producto, pero ahora a penas se siembran unas 300 manzanas.

Por ello, el rescate de este cultivo forma parte de iniciativas de productores, y ahora también es apoyada por el Ministerio de Agricultura (MAG), que lo ha ubicado como un eslabón del Plan de Agricultura Familiar (PAF), lanzado el año pasado. En el esfuerzo participan además el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (Centa) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

La idea es depender menos de las importaciones y aprovechar el potencial que tiene El Salvador para la siembra de este cultivo, la cual se estima en unas 30 mil manzanas, situadas a lo largo de la franja central, dijo Luis Zúñiga, coordinador del programa como y miembro del IICA.

"El gobierno, a través del Plan de Agricultura Familar, está lanzando esta cadena que pretende ser un punto de desarrollo económico, social y ambiental para definir nueva oportunidad de trabajo, en un país que es alto consumidor de chocolate", dijo.

En el rescate se pretende hacer tomando en cuenta las nuevas tecnologías, pero de manera que lleguen a la población rural que se dedica a este cultivo, añadió.

Rafael Trigueros Hecht, presidente de la Sociedad Cooperativa de Productores de Cacao de El Salvador (Es-Cacao), comentó que desde 2009, unos 34 finqueros que integran el gremio, han venido haciendo esfuerzos para aumentar el número de manzanas cultivadas.

La meta es sembrar unas 1,000 manzanas de cacaos finos en los próximos cinco años, utilizando modernos en sistemas agroforestales.

El relanzamiento de la cadena de valor del cacao fino de aroma comprende una serie de actividades, como un seminario taller internacional que concluyó recién en la capital.

En la actividad, que se desarrolló durante tres días consecutivos, participaron unas 160 personas de Centroamérica, incluyendo locales, quienes tuvieron la oportunidad de conocer los avances tecnológicos y científicos en dicha materia.

Zúñiga explicó que en la actualidad un 95 por ciento de la producción de cacao del mundo es del tipo convencional, y procede especialmente de los países asiáticos y africanos.

El 5 por ciento restante es cacao de aroma fino y se produce en Venezuela, Ecuador, Perú Colombia y Centroamérica, incluyendo El Salvador. Actualmente hay cacaotales sobre todo en el occidente del país, y en Usulután.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.