Davivienda compró HSBC de El Salvador, Honduras y Costa Rica

b El valor de la transacción asciende a $801 millones b Davivienda es el tercer banco más grande de Colombia

El banco británico HSBC vendió sus operaciones en tres países de la región. Foto EDH / archivo

Después de más de seis meses de negociaciones, el Banco Davivienda de Colombia llegó a un acuerdo para adquirir las operaciones de HSBC Holding (bancos, aseguradoras y financieras) que esa entidad tiene en El Salvador, Honduras y Costa Rica. El monto de la adquisición asciende a $801 millones.

El Diario de Hoy conversó ayer —vía telefónica— con el vicepresidente ejecutivo de negocios corporativos de Banco Davivienda, Álvaro Carrillo, quien afirmó que la operación forma parte de los planes de expansión del banco, considerado el tercero más grande de Colombia.

Carrillo agregó que la transacción incluye todos los negocios que HSBC desarrolla en los tres países. En este caso incluye el banco, la compañía de seguros y negocios de arrendamiento ("leasing").

El ejecutivo aclaró que aún falta la aprobación de las autoridades de cada país y de las Superintendencias en Colombia y Panamá, un proceso que podría tardar entre cuatro o cinco meses para luego poder arrancar operaciones.

Carrillo considera que aún es prematuro detallar los productos y servicios que traerán, pero adelantó que serán innovadores en el rubro de banca de personas, negocios y banca corporativa.

"En El Salvador hemos visto una banca muy desarrollada y vamos a llegar con una oferta muy interesante en los próximos meses", afirmó.

Con esta adquisición, el Banco Davivienda avanza en su estrategia de crecimiento regional, convirtiéndose en una institución multilatina con presencia en seis países: Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Estados Unidos (Miami).

La compra representa además un crecimiento superior al 20 % de la dimensión consolidada de sus negocios actuales y una ampliación cercana al 30 % en los mercados atendidos.

"Nos complace poder ingresar a Costa Rica, Honduras y El Salvador, avanzando en el proceso de crecimiento, consolidación e internacionalización de nuestra organización", expresó el presidente de Davivienda, Efraín E. Forero Fonseca.

Añadió que para el banco sudamericano es un privilegio tener presencia en cada uno de estos países, que poseen un enorme potencial de crecimiento, grandes empresarios y diversidad de oportunidades.

HSBC confirmó ayer por la tarde —en un comunicado de prensa— la venta de sus operaciones en el Istmo como producto de una revisión exhaustiva de la estrategia de negocios a nivel global.

La nueva estrategia fue anunciada el 11 de mayo de 2011 por el CEO mundial de HSBC, Stuart Gulliver, y desde entonces HSBC ha tomado la decisión de salirse de varios mercados alrededor del mundo como ha sido el caso de Polonia, Rusia y el negocio de banca de personas en Chile, entre otros. "Banco Davivienda fue seleccionado por ser un banco que ha mostrado resultados muy positivos durante más de tres décadas", reza el comunicado.

Davivienda pagará en efectivo por el negocio, con el que obtendrá 136 sucursales, activos por $4,300 millones y una cartera de crédito de $2,500 millones.

Esta será la venta número 18 del gigante HSBC, que liberó en el último año activos considerados riesgosos por $48 mil millones bajo la estrategia de abandonar los países en los que no posee una gran escala. La negociación no incluye activos de HSBC en Colombia ni Panamá.

El comprador del Sur

El Banco Davivienda, creado en 1972, cuenta con operaciones en Panamá (a través de Bancafé) y en Miami (a través de una licencia de Sucursal Internacional), con activos propios por $18 mil millones y administrados de terceros por $6 mil millones, y un valor de mercado cercano a los $5 mil millones.

La entidad bancaria cuenta con más de 11,000 funcionarios que atienden a más de cuatro millones de clientes en cerca de 600 oficinas en 170 ciudades y municipios colombianos.

El banco pertenece al Grupo Bolívar, cuyo "holding" principal es Sociedades Bolívar, que tiene actividades en el sector financiero, de seguros (con primas por $540 millones y operación en cinco países), la administración de fondos (como inversionista estratégico en la reciente adquisición de los activos de ING en Latinoamérica, que realizó Suramericana) y actividades en los sectores de construcción y hotelería.

A diciembre de 2011, el patrimonio de Davivienda ascendía a $4.8 mil millones, incrementado en $716 mil millones en la reciente emisión de acciones, y sus inversiones líquidas superan los $4 mil millones, que le brindan la solvencia patrimonial y los recursos necesarios para realizar esta transacción. —EDH