Agricultores de subsistencia se van al mercado

El programa de encadenamientos productivos arranca mañana en El Cafetalón. Habrá feria de productos.

El país importa el 90 por ciento de frutas y verduras.

Unos 20 mil agricultores de subsistencia darán un salto cualitativo mañana, cuando comenzarán a vincularse directamente con los mercados, a través del programa de encadenamientos productivos, el eslabón comercial del Plan de Agricultura Familiar (PAF).

Ellos forman parte del programa de subsistencia alimentaria y seguridad nutricional, el primer pilar del PAF lanzado en febrero pasado por el Gobierno, que beneficia a unos 325 mil agricultores, explicó Guillermo López Suárez, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). "Esperamos que de la primera etapa pasen, a la segunda, unos 20 mil agricultores de subsistencia (por año), quienes ya están siendo preparados para acceder a los mercados, pues en la actualidad no lo hacen", dijo Gerardo Escudero, del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), quien lidera el segundo eslabón.

La transición permitiría que el país dependa un poco menos de las importaciones, ya que por el momento la demanda industrial se abastece con producción de países vecinos, como Guatemala, Honduras y Nicaragua. Según datos que ofreció el MAG cuando lanzó el PAF, el país importa un 90 % de frutas y verduras, 30 % de frijol, 30 % de maíz y el 70 % de arroz.

De hecho, Pedro Pablo Peña, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), considera que la gran oportunidad de la agricultura de desarrollarse como sector económico está en su mercado interno.

Para Escudero esto sólo puede lograrse con capacitación, transferencia de conocimiento y tecnología y acceso a financiamiento. "Y de eso trata las cadenas productivas... La idea es que los agricultores produzcan en condiciones más competitivas de acuerdo a lo que exige el mercado en cuanto a precio, volumen, estándares de calidad y tiempos", aseguró.

La segunda fase del plan será lanzada oficialmente mañana en las canchas de El Cafetalón, en Santa Tecla, en donde las familias podrán comprar a precios de mercado frutas, granos básicos, hortalizas, lácteos, miel, café, cacao, productos de acuicultura y hasta artesanías.

Los productores a su vez esperan tener la oportunidad de hacer negociaciones en firme con compradores grandes, como restaurantes, hoteles y empresas agroindustriales, para poder colocar sus productos a mayor escala.

Los otros dos programas: Innovación agropecuaria y Enlace con la industria y comercio, están a cargo del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (Centa) y el MAG, respectivamente.