Rebalse de negocios de artículos usados

Negocios formales crecen al ritmo del 25 % cada año

Las personas compran artículos o ropa que vale $0.25 y luego los revenden hasta en $2 en otro lugar. foto edh / lissette lemus

Las ventas de ropa usada que están proliferando en toda la capital han provocado desde hace algunos años un derrame de negocios informales de su mismo rubro.

A diario, decenas de personas llegan a las tiendas importadoras para esperar las descargas de mercadería. Escogen los artículos que prefieren y luego las venden en sus casas, mercados o a viva voz en las calles.

Las personas adquieren artículos o ropa que vale $0.25 y luego los revenden hasta en $2 en otro lugar. Lo que más se vende es la ropa.

Otras compran las cajas completas con un valor de entre $12 y $15 que lleva cualquier tipo de producto (ya sea dañado o en buenas condiciones) con tal de ganar algunos centavos para su familia.

En momentos en que la economía apremia, muchos salvadoreños han decidido sacarle el lucro a artículos que otros no quisieron en sus casas o guardaropas y no solo han logrado un beneficio para ellos sino también, un ahorro para quienes no pueden pagar una blusa o un pantalón nuevo.

Doña Martha Mendoza, una mujer ama de casa, decidió desde hace un año, arriesgarse a comprar este tipo de artículos. Invirtió $15 en una caja que traía todo tipo de artículos y ropa y comenzó a seleccionarlos. Pronto obtuvo $30 de ganancia, el doble de lo que había invertido.

Al ver la aceptación de la gente, la mujer decidió seguir comprando más artículos al punto que ahora ha surtido su negocio en el municipio de Mejicanos.

De ser ama de casa se convirtió en toda una negociante. Ahora hasta tiene que pagar impuestos en la Alcaldía, pues pasó de vender en la calle a poner su negocio en su casa.

Nathalia González, una de sus clientas, dijo que en el local de doña Martha ha encontrado buenas prendas a un bajo precio. "Yo no le veo nada de malo a comprar aquí. Mejor porque yo ahorro y ella gana su dinero", dijo.

Aumento en las ventas

Variedades Génesis, una de las tiendas formales de mayor experiencia en este rubro asegura que está creciendo a un ritmo del 25 % cada año. Su crecimiento se ha impulsado por la masiva compra que hacen personas como doña Martha, que revenden los artículos en otro lugar.

Su propietaria, Sandra Carolina Pintín, dice que cada mes importan de los Estados Unidos entre 10 y 12 contenedores de 40 y 45 pies que contienen desde ropa, zapatos y cristalería hasta muebles y artículos para el hogar.

"Venga usted todos los días a las 7:00 de la mañana y encontrará a todo tipo de personas buscando ropa que luego venden en otros lugares y a mejor precio", dijo Pintín.

También hay quienes se han convertido en sus clientes frecuentes, pues ahí logran comprar ropa de marca que no podrían pagar en otras tiendas.

"Nosotros traemos ropa de marca como Náutica, Liz Claiborn, Tommy Hilfiger y otras marcas por las que se pagan entre $6 y $10 cuando en una tienda, su precio se triplica", dijo Pintín.

Sus ventas están mejorando tanto que en noviembre próximo abrirán su cuarta sucursal en Merliot, Santa Tecla, con la que buscan atraer a más personas de la clase media.

"Ahora ya no está el estigma ese de que la ropa estaba contaminada. Toda nuestra ropa viene fumigada", dijo la mujer.

Además de la ropa, lo que más se vende es la cristalería. Todo, asegura Pintín, viene importado de los Estados Unidos.

La Alcaldía de San Salvador contabiliza 64 negocios que se han registrado bajo el rubro de tienda de ropa usada sólo en la capital.

Otros negocios también se dedican a este rubro, pero se registran en la Alcaldía como de comercios por lo que es difícil determinar cuántos establecimientos venden este tipo de productos.

Sólo en San Martín, en apenas seis meses se abrieron seis negocios de este tipo. Muchos no son contados por las comunas, pues operan de forma ilegal y no pagan impuestos comunales.

Ninguno de los negocios da información sobre cuánto dinero facturan cada mes. De hecho, a algunos negocios situados en el Centro de San Salvador ni siquiera se les pudo contactar ningún responsable que diera información sobre su crecimiento económico.

Según el Banco Central de Reserva, las importaciones totales que el país ha hecho a agosto de este año alcanzaron los 6,847.3 millones de dólares, un crecimiento de 23.4 por ciento anual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.