Malasia

Difunden nuevas imágenes de 122 objetos posiblemente del vuelo 370

Los objetos fotografiados por un satélite francés se encuentran a unos 2,557 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth. Familiares de las víctimas comenzaron a recibir indemnización

Aparecen 122 objetos en búsqueda del MH370

Nuevas imágenes satelitales revelan la presencia de 122 objetos en una de las zonas de búsqueda del sur del océano Índico donde cayó el vuelo MH370.

Ver en Media Center >

El Gobierno malasio difundió hoy nuevas imágenes de satélite que muestran 122 objetos en la zona del sur del océano Índico donde se cree que se estrelló el vuelo MH370 de Malaysia Airlines con 239 personas a bordo.

"No podemos confirmar todavía que sean restos del avión", precisó el ministro de Defensa e interino de Transporte de Malasia, Hishamudin Husein, en una rueda de prensa, cuando se cumplen casi 20 días desde la desaparición del Boeing 777.

Los objetos, de entre uno y 23 metros, fotografiados por un satélite francés se encuentran a unos 2,557 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth.

Hishamudin indicó que "la aparición de estos posibles restos reducen aún más la zona de búsqueda", en la que participan seis países liderados por Australia.

"Precisamos reducir el área de búsqueda, identificar esos objetos y desplegar todos los efectivos con equipos y especialistas técnicos a bordo para su localización", precisó el titular de Defensa malasio, quien reiteró que no pararán hasta encontrar los restos del avión.

En el área de búsqueda en el Índico, operan siete aviones militares y otros cinco civiles, además del buque australiano HMS Success y el rompehielos chino Xue Long (Dragón de nieve).

Hishamudin señaló que tienen cuatro pistas que verificar en el Índico, esta última de los 122 objetos y otras anteriores proporcionadas por imágenes de satélite de Australia, China y Francia.

Además, confirmó que el primer ministro de Malasia, Najib Razak, se reunió con viceministro de Asuntos Exteriores chino, Zhang Yesui, con el que acordó intensificar las operaciones y desplegar tantos aviones y barcos como sean necesarios.

Hishamudin indicó que en el grupo de trabajo internacional colaboran diversas agencias y empresas, incluidos el satélite Inmarsat, Rolls Royce y Boeing, con el fin de mejorar el análisis de los datos que faciliten la ubicación del MH370.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) encabeza a los equipos de búsqueda de Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur en el sur del Pacífico.

Las operación internacional se desarrolla en una zona de casi medio millón de millas náuticas cuadradas en un lugar del océano a unos 2,500 kilómetros de la ciudad de Perth.

Desde que el primer ministro de Malasia, Najib Razak, confirmara el 24 de marzo que el vuelo Mh370 había caído en algún remoto lugar del Océano Índico, la búsqueda se centra en la recuperación de los restos del avión y la caja negra en esa zona para avanzar en la investigación sobre lo que realmente pasó.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

El examen de los datos de radar y satélite ha llevado a los investigadores a concluir que el aparato dio la vuelta y acabó en el sur del océano Índico, en un lugar lejano de tierra y que no hay esperanzas de encontrar supervivientes.

A bordo viajaban 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

Indemnizan a familiares

El martes, Malaysia Airlines ofreció asistencia financiera inicial de $5,000 para los familiares de los pasajeros del vuelo 370, y aseguró que una compensación adicional estaba en proceso.

Los pagos por pasajero deberían ayudar a las familias a hacerle frente a la presión financiera inmediata causada por una larga búsqueda del avión. Pero es probable que al final, la línea aérea deba pagar una compensación a los familiares, que ronda los millones de dólares por pasajero.

Según un tratado internacional conocido como la Convención de Montreal, la aerolínea debe pagar a los familiares de cada uno de los pasajeros fallecidos una suma inicial de más o menos entre 150,000 y 175,000 dólares.

Los familiares de las víctimas también pueden demandar por daños ulteriores, a menos que la aerolínea pueda demostrar que tomó todas las medidas necesarias para prevenir un choque o cualquier otro incidente que impidiera que los pasajeros llegaran a salvo.