Policías española y boliviana liberan a niña secuestrada 7 meses en Bolivia

El secuestrador, de nacionalidad boliviana y que vivía desde hace más de un año en España, había hecho amistad con la familia de la niña, por lo que los padres accedieron a que ésta le acompañara en unas supuestas vacaciones al país andino, señalaron las fuentes

La Guardia Civil española y la Policía boliviana liberaron en la región central de Cochabamba (Bolivia) a una niña de 9 años que fue secuestrada hace siete meses en Barcelona (este de España) y detuvieron a su captor, según confirmaron a EFE fuentes diplomáticas.

Se trata de una menor de nacionalidad marroquí y que residía con su familia en la localidad barcelonesa de Hospitalet de Llobregat, indicaron fuentes de la Embajada de España en Bolivia.

La niña, que se encuentra ya en Cochabamba, bajo la custodia de la Policía boliviana, regresará en los próximos días a España, según las mismas fuentes, que destacaron la crucial colaboración de la Policía boliviana con las autoridades españolas y con la Embajada de ese país en La Paz.

Agentes de la Guardia Civil española se desplazaron a Bolivia para coordinar las labores de rescate de la menor.

El secuestrador, de nacionalidad boliviana y que vivía desde hace más de un año en España, había hecho amistad con la familia de la niña, por lo que los padres accedieron a que ésta le acompañara en unas supuestas vacaciones al país andino, señalaron las fuentes.

La pequeña llegó a Bolivia en agosto, y desde entonces la familia había perdido el contacto con ella y denunciado su desaparición ante los Mossos d'Esquadra (policía autonómica catalana).

Durante estos meses, el secuestrador retuvo a la menor en la zona selvática del Chapare, de muy difícil acceso, y en la que se fue adentrando para evitar ser localizado por las autoridades, refirieron las mismas fuentes.

"La Policía boliviana ha hecho una labor encomiable sin la cual habría sido imposible liberar a la menor", aseguraron a Efe las fuentes diplomáticas españolas.

Destacaron, además, la intensa y permanente colaboración de la Policía boliviana con la Embajada Española y la Guardia Civil, que ha permitido la solución de este caso.

El secuestrador se encuentra en poder de la Policía boliviana, en espera de que las autoridades judiciales decidan sobre su eventual extradición a España.

El caso está ya en manos de un juzgado de instrucción de Hospitalet de Llobregat, que ha instruido el secreto de sumario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.