Maduro decreta la "suprema felicidad" y aumenta sus lujos

El presidente venezolano anunció un nuevo viceministerio que verá los programas sociales

Nicolás Maduro anunció el jueves por la noche la creación del nuevo viceministerio, cuyo nombre se lo puso en "honor" a su antecesor, Hugo Chávez, según explicó en el acto oficial. Foto edh / archivo

VENEZUELA. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decreta que exista un viceministerio de la "Suprema Felicidad" y, al mismo, tiempo, aumenta los gastos para sus lujos en el presupuesto 2014.

Maduro dijo en un acto público que había "decidido crear el despacho del viceministerio, y lo he llamado así en honor a nuestro comandante (Hugo) Chávez y a Bolívar, el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del pueblo venezolano, de coordinación de las misiones y grandes misiones presidencial que tendrá el objetivo de la suprema felicidad social".

Al frente del nuevo viceministerio (una dependencia del Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno) estará el médico pediatra Rafael Ríos, un experto en seguridad social y antiguo aliado oficialista, quien se encargará de informar "en tiempo real de cómo marcha cada misión. Que nos informen dónde está fallando, etc. Estas misiones tenemos que llevarlas hasta el cielo".

Tanto Chávez como Maduro han echado mano de programas sociales o misiones, que ofrecen desde capacitación laboral, viviendas, hasta electrodomésticos y ayuda en efectivo para madres solteras.

Al respecto, la coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática ha dicho que con las misiones el oficialismo lo que busca es mantener adeptos al chavismo sin ofrecer soluciones sólidas contra la pobreza.

Los lujos

Horas más tarde, la Asamblea Nacional recibió al ministro de Economía, que detalló los lineamientos generales del plan de gastos para 2014, en el que se establece el incremento del 570 % en los gastos de zapatos, ropa y viajes de Maduro.

El diario La Verdad difundió que en el presupuesto del año en curso se aprobó una partida de 30 mil bolívares (4,700 dólares) para la compra de zapatos y para el próximo año se incrementa a 170 mil bolívares (27,000 dólares); es decir, un 570 % más de lo que le fue aprobado el año pasado al presidente Hugo Chávez.

Asimismo, indica que las prendas de vestir también registran alzas, ya que de 858,748 bolívares (136,000 dólares) pasa a un millón 402,948 bolívares (223,000 dólares), lo que equivale a un 39% más que este año. Mientras que el monto destinado para vestuario en 2014 se calcula en 5 millones 421,308 bolívares (más de 860 mil dólares).

La publicación dice que para viajes se registra un incremento del 16.25% con relación a este año. El proyecto de Presupuesto 2014 estipula un monto de 33 millones 272,232 bolívares (más de 5.2 millones de dólares) para la partida de viáticos y pasajes, con un aumento de 5 millones 404,974 bolívares (más de 857 mil dólares), ya que para 2013 se le habían aprobado a Chávez 27 millones 867,258 bolívares (4.4 millones de dólares)

El líder de la oposición, Henrique Capriles, reaccionó indignado al saberlo.

En su cuenta de Twitter, Capriles dijo ayer: "Presupuesto 2014 para viajes, ropa y zapatos para Maduro equivale a todo el presupuesto de un Edo como Miranda, inmorales!".

¿Cuál felicidad?

Otras reacciones entre la indignación y el sarcasmo se dieron con el anuncio del Viceministerio de la Suprema Felicidad.

"No han pasado 24 horas desde la creación del "Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo" y ya me siento feliz :)", ironizó el locutor y humorista venezolano Luis Chátaing a través de la red social de Twitter.

"Sólo espero que un día Maduro lance el viceministerio de la Cerveza para que me hagan feliz a mí y a todos los borrachos", bromeó Víctor Rey, un vendedor ambulante de plátanos.

Rey comentó luego que en principio pensó que "no pasaba de ser una broma" como las muchas que en Internet "se hacen contra Maduro (pero) esta mañana (ayer) vi que era cierto, creó un ministerio para la Felicidad".

Otros venezolanos reaccionaron con desagrado.

"El ridículo internacional...La Felicidad Suprema del pueblo...que pena con ese señor, no tiene limites", escribió el exdiplomático y presentador de televisión, Leopoldo Castillo en Twitter.

"En vez de un ministerio para la Suprema Felicidad, yo sería muy feliz si voy al mercado y consigo leche, papel (higiénico)... y si no regresara a mi casa con unas pocas cositas y la cartera vacía", dijo a la AP Liliana Alfonzo, una ama de casa de 31 años, quien comentó que se ha convertido en un "vía crucis conseguir los ingredientes de casi cualquier comida".

Otros venezolanos consultados por la cadena CNN en Español también expresaron indignación ya que el anuncio no contrasta con la realidad.

"¿Cuál es la felicidad mi amor?, si aquí hay atracos cada cinco minutos, si hay que hacer largas filas para conseguir comida...?, expresó una mujer.

Un señor dijo: "No sé a qué se refiere, si aquí todos somos felices".

"Será felicidad para ellos, pero no para nosotros", opinó otra señora.

—AGENCIAS.