Nicaragua gasta $1.1 millones en efigie de Chávez

La oposición critica "el despilfarro" porque hay otras prioridades en el país como ayudar a las víctimas de las recientes lluvias.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, abraza al fallecido Hugo Chávez durante una visita en enero 2012. Foto EDH /archivo

VENEZUELA. El gobierno de Nicaragua gastó 29 millones de córdobas –equivalentes a 1.1 millones de dólares– para construir un monumento al fallecido presidente Hugo Chávez en un redondel de la avenida Simón Bolívar de Managua, publica el periódico venezolano El Nacional.

El medio añade que el monumento, una efigie luminosa de más de 10 metros de alto, presenta a Chávez en uniforme militar sobre una imagen del dios azteca Quetzalcoatl.

También describe que Chávez aparece escoltado por tres árboles de la vida, estructuras de acero iluminadas que el gobierno del presidente Daniel Ortega ha usado con anterioridad (en el resto de la avenida Bolívar y en la plaza La Fe) para simbolizar evolución y eternidad.

Las críticas

De acuerdo con la publicación de El Nacional, representantes de la oposición en el Concejo Municipal de la capital nicaragüense han criticado la obra porque no estaba incluida en el presupuesto de 2013 ni en el plan de inversión anual de la alcaldía y porque hay otras prioridades.

Según la información oficial citada por el diario venezolano, "el financiamiento provino de la Presidencia y la ejecución estuvo a cargo de la Empresa de Transmisión Eléctrica de Nicaragua, mientras que la municipalidad contribuyó con maquinaria y personal".

Declaraciones de Alfredo Gutiérrez, concejal del Partido Liberal Independiente y candidato a alcalde en las elecciones de 2012, consignadas por el periódico, sostienen que el hecho de que los recursos fueran aportados por la Presidencia de Nicaragua "no borra otras irregularidades de la construcción".

"Se hizo todo al revés. En principio no buscaron un espacio vacío sino que destruyeron una obra previa (una fuente) para reemplazarla por el rótulo iluminado de Chávez y los llamados árboles de la vida", dijo el funcionario a El Nacional.

Otra irregularidad fue bautizar la redoma donde está el monumento con el nombre del fallecido presidente (antes se llamaba Colón) sin la autorización previa del Concejo Municipal, añade la publicación.

Lo que más critica Gutiérrez es el gasto de dinero, porque lo ve como "un despilfarro", ya que además del costo de construcción, se calcula que la iluminación de la efigie de Chávez, los árboles que la escoltan y los otros 20 que están en la avenida Bolívar cuesta 200,000 dólares al mes.

El diario La Prensa de Nicaragua denunció que la remodelación de la redoma Rubén Darío tardó cuatro meses, mientras que el monumento a Chávez se erigió en una semana para tenerlo listo para su cumpleaños.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.