resumen noticias

Entre tensión por Siria, Israel prueba misiles

El ministerio de Defensa israelí dijo que se trató de un ensayo realizado en conjunto con el departamento de Defensa estadounidense.

AP Martes, 3 de Septiembre de 2013

Israel y Estados Unidos realizaron una prueba de misiles conjunta el martes en el Mediterráneo, en una aparente exhibición de fuerza militar mientras el gobierno de Barack Obama busca el apoyo del Congreso para atacar al régimen del presidente sirio Bashar Assad.

No se espera que los posibles ataques de Estados Unidos, en represalia por el presunto uso de armas químicas por parte del régimen de Assad, se produzcan antes de la próxima semana, cuando el Congreso regrese de su receso de verano.

El ministerio de Defensa israelí dijo que el ensayo se realizó en conjunto con el departamento de Defensa norteamericano. Un misil Sparrow se lanzó con éxito a las 9:15 de la mañana y siguió su trayectoria prevista. El sistema de defensa antimisiles Arrow detectó y rastreó el objetivo, dijo el ministerio. La declaración no dejaba claro si el Sparrow fue derribado.

El Sparrow es un misil guiado de mediano alcance que se puede lanzar desde la superficie o desde el aire para impactar objetivos aéreos, de acuerdo con su fabricante.

En Washington, no hubo comentarios inmediatos de la Casa Blanca.

La prueba de misiles se produjo en un momento de crecientes tensiones, mientras Washington sopesa lanzar ataques desde el mar contra Siria. Israel está cada vez más preocupado de verse arrastrado en la brutal guerra civil siria, que se ha desbordado en varias ocasiones a los países vecinos.

Desde el fin de semana, el gobierno Obama ha estado haciendo cabildeo para lograr el apoyo del Congreso a una acción militar contra el régimen de Assad.

El gobierno dice que tiene pruebas de que las fuerzas de Assad lanzaron ataques con armas químicas en suburbios rebeldes de Damasco, la capital siria, el 21 de agosto. Estados Unidos sostiene que se utilizó el agente nervioso sarín y que al menos 1,429 personas perdieron la vida, entre ellas más de 400 niños.

La semana pasada, el presidente Barack Obama parecía a punto de autorizar ataques militares, pero inesperadamente dio un paso atrás durante el fin de semana al anunciar que buscaría antes la aprobación del Congreso, que regresa del receso de verano la próxima semana.

El lunes, el gobierno estadounidense obtuvo el apoyo de la inteligencia francesa, y al parecer también de la agencia de espionaje de Alemania, en su afirmación de que las fuerzas de Assad fueron responsables de los presuntos ataques con armas químicas.

Una sinopsis de inteligencia de nueve páginas publicada por el gobierno francés llegó a la conclusión de que el régimen lanzó los ataques con un "uso masivo de agentes químicos" y podría lanzar ataques similares en el futuro.

En Alemania, la revista Der Spiegel informó que el Servicio Federal de Inteligencia (BND) también cree que el régimen de Assad estaba detrás de los ataques. En su página web, la revista informó que el jefe del BND, Gerhard Schindler, dijo recientemente a altos funcionarios del gobierno en un informe secreto que, si bien las pruebas no son absolutamente concluyentes, un "análisis de plausibilidad" apoya la idea de que el gobierno sirio fue el perpetrador.

El régimen de Assad ha negado el uso de armas quí­micas, y en su lugar culpa a los rebeldes. Ni Estados Unidos, ni Siria y sus aliados, han presentado pruebas concluyentes en público.