Capturan a dirigente del Cártel del Golfo

Autoridades mexicanas afirman que detuvieron a "El Pelón" o "X-20"

Imagen del perfil de Ramírez Treviño, alias El Pelón, en la página de la DEA. foto edh / Internet

MÉXICO. El Gobierno mexicano confirmó ayer la detención del líder del cártel del Golfo Mario Armando Ramírez Treviño, alias "El X20" o "El Pelón", en una operación militar lanzada en el estado de Tamaulipas, nordeste de México.

"El Gobierno de la República informa que esta mañana (ayer) el Ejército Mexicano llevó a cabo la captura de Mario Armando Ramírez Treviño, líder de una organización criminal que opera en el norte del país", confirmó la Secretaría de Gobernación (Interior) en un comunicado.

En un breve mensaje de dos párrafos el Gobierno mexicano anunció que "mañana (hoy) se convocará a conferencia de prensa para brindar más información" del arresto del líder criminal.

Fuentes de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) consultadas por EFE confirmaron que ayer por la mañana hubo una operación en Tamaulipas en la que hubo detenidos, pero no aseguraron que "El Pelón" fuera uno de ellos.

Rafael Luque, portavoz del gobierno estatal de Tamaulipas, confirmó el desarrollo de una gran operación del Ejército y la Marina mexicanos en que participaron helicópteros, en el poblado de Río Bravo. Luque no pudo confirmar si hubo muertos, heridos o detenidos.

Ese tipo de operaciones ha sido utilizado en las capturas recientes más importantes de líderes criminales, como la de Miguel Ángel Treviño Morales, alias "El Z-40", líder del cártel de Los Zetas, el pasado 15 de julio en Nuevo Laredo.

Ramírez Treviño, que nació en 1962 según el gobierno de Estados Unidos, es uno de los principales líderes del otrora poderoso Cártel del Golfo, ahora plagado de enfrentamientos internos y bajo ataque de su antiguo grupo de seguridad Los Zetas.

Ramírez Treviño lideraba el Cártel del Golfo desde hace unos once meses tras las capturas el año pasado de sus anteriores dirigentes, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias "El Coss", y de Mario Cárdenas Guillén, también conocido como "El Gordo".

Por su captura el Departamento de Estado de EE. UU. ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares y la Procuraduría General de la República mexicana (o Fiscalía) otra suma de 30 millones de pesos (2.3 millones de dólares), según varios diarios.

El arresto de Ramírez Treviño es el mayor golpe asestado contra el cártel del Golfo durante la Administración del presidente Enrique Peña Nieto, quien llegó al poder el pasado 1 de diciembre.

Esta organización criminal tiene presencia sobre todo en el norte y este de México, en los estados de Tamaulipas, Veracruz y Nuevo León, y ha controlado la mayor parte del tráfico de cocaína y marihuana a través del corredor de Matamoros al otro lado de Texas. —AGENCIAS