Más de 400 mil cubanos trabajan en sector privado

La mayoría está laborando en venta de alimentos y en transporte de pasajeros, indica el oficialismo.

Los cubanos también trabajan por "cuenta propia" vendiendo alimentos. foto / EFE

LA HABANA. Por lo menos 436,342 cubanos trabajan ya en el sector privado, la mayoría como fuerza contratada y en negocios de venta de alimentos, según cifras oficiales de julio pasado divulgadas ayer por el diario Juventud Rebelde.

Los datos del Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social precisan que el 18 por ciento de los trabajadores del sector son fuerza contratada, principalmente en las actividades de venta de alimentos y transporte de pasajeros y carga.

Esas dos áreas se mantienen como las actividades de mayor expansión en el sector particular en Cuba, donde la gastronomía concentra un 13 por ciento de las licencias otorgadas y el transporte, un 10 por ciento.

Le siguen los arrendadores de viviendas y los vendedores ambulantes de productos agrícolas (conocidos en la isla como "carretilleros"), con un 6 y 5 por ciento de representatividad, respectivamente.

De acuerdo con las estadísticas, el 68 por ciento de los cubanos empleados en el sector "por cuenta propia" no tiene otro vínculo laboral, en tanto un 18 por ciento mantiene sus trabajos en el área estatal y otro 14 por ciento son jubilados.

El trabajo privado en Cuba creció 9 por ciento en ocho meses, informó el gobierno.

Las últimas cifras del sector privado en Cuba habían sido divulgadas por el Gobierno en julio pasado durante una sesión de la Asamblea Nacional, y entonces se estimaba que casi 430,000 personas estaban vinculadas a esa modalidad de empleo.

La ampliación del trabajo "por cuenta propia" o "cuentapropismo", como se denomina en Cuba, es una de las principales reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro desde 2010 para "actualizar" el socialismo cubano y superar la crisis económica de la isla.

El sector privado fue borrado de la isla hace medio siglo, en el supuesto de que el Estado podría asumir con eficiencia desde la administración de una cafetería hasta la producción de medicamentos de punta.

Pero la legislación vigente está en estudio para ajustarla a las nuevas realidades del país. —AGENCIAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.