resumen noticias

Un salvadoreño que por dos décadas comercializa ropa usada desde Arizona para México

Paula Díaz Corresponsal Jueves, 15 de Agosto de 2013

Para muchos inmigrantes Nicolás Elías Mahomar fue un oasis en el desierto, cuando por los años 80 vio como cientos de compatriotas cruzaban por Nogales en su ruta a ciudades al interior del país.

"En los años 80, recién llegados nosotros, empezaron a llegar una cantidad de compatriotas que venían para el norte, algunos lograban cruzar y otros eran detenidos por Migración de México y los dejaban en la cárcel El Cerezo en Nogales, Sonora y quedaban como en un limbo", relató Mahomar. "Fue muy triste lo que se veía en ese entonces y fue cuando conocí al Padre Quiñonez y empezamos a trabajar con él para ayudarlos y fue cuando participamos en la creación del primer albergue para inmigrantes en la parroquia de Guadalupe".

Según Mahomar, él tuvo la oportunidad de ayudar a muchos compatriotas que pasaban por Nogales en su travesía hacia California o Virginia

"Ahora la inmigración ha disminuido mucho ya no se ve la cantidad de personas cruzando como antes y los que cruzan lo hacen por áreas más desérticas y peligrosas", agregó Mahomar.

Este salvadoreño de 53 años de edad, emigró de su natal El Salvador en 1979 y se radicó en la ciudad fronteriza de Nogales, Arizona. Una población de 22.000 habitantes separada de México por el muro fronterizo. Esta ciudad está dentro del área conocida como la ruta del migrante y por aquí han pasado cientos de salvadoreños en su ruta hacía ciudades en el interior de Estados Unidos.

Es nieto de inmigrantes, sus abuelos llegaron a El Salvador en 1903 procedentes de Palestina.

Es conocido en Nogales como "Nike Mahomar", emigró con su padre y dos hermanos, llegaron a esta ciudad con la intención de saludar a unos familiares y continuar el viaje hacía California.

"Un tío mío puso una fábrica de café instantáneo en la ciudad de Hermosillo, Sonora, una ciudad que está aproximadamente a tres horas de la frontera en carro, él vivía aquí en Nogales y se trasladaba todas las semanas a Hermosillo", relató Mahomar. "Por eso supimos que existía esta ciudad, la idea era hacer una escala en Nogales, Arizona y seguir hacia San Francisco, pero estando aquí nos gustó y nos quedamos por los últimos 35 años".

Mahomar dijo que el cambio cultural y de costumbres que tienen que vivir los inmigrantes que llega a Estados Unidos es muy fuerte.

"El pueblito se acoplaba a nuestras necesidades, un pueblo pequeño donde las tiendas en vez de poner se habla español ponen se habla inglés, casi toda la población habla nuestro idioma, la influencia mexicana es del 99.9 por ciento", contó Mahomar.

Este salvadoreño, originario de San Salvador, se graduó de Ingeniero Agrónomo pero no ejerció su profesión porque encontró en el negocio de la ropa usada su sustento y el de su familia por los últimos 20 años.

"Empecé junto con mi hermana nuestro propio negocio de ropa en 1990, nos estaba yendo muy bien pero empezaron a llegar compañías grandes ofrecían mejores precios y tuvimos que reinventar el negocio, nos dedicamos a la ropa usada", explicó Mahomar. "Fuimos a Los Ángeles, Nueva York y El Paso en busca de buenos proveedores que nos vendían por pacas de mil libras, para esa época era medio raro porque en los 90 no se acostumbraba a vender o comprar la ropa usada".

Ahora la mayor parte de los clientes son de México. "Nuestros clientes cruzan la frontera y nos compran la ropa, cuando nos lo piden organizamos la entrega en México", dijo el salvadoreño.

En Nogales se dice que sólo residen siete familias salvadoreñas y los Mahomar son una de ellas. El señaló que viaja a El Salvador cada año para participar en el comité organizador de los festejos del Divino Salvador.