Ariel Castro se declara inocente

Castro es acusado de secuestrar y violar a tres mujeres en Cleveland, a quienes habría mantenido cautivas durante una década

Ariel Castro, centro, se presenta ante una jueza acompañado por sus abogados defensores. Foto/ AP

El hispano acusado de secuestrar y violar a tres mujeres durante una década en la casa donde vivía en Cleveland se declaró inocente el miércoles en la lectura formal de su auto de procesamiento ampliado con 512 cargos de secuestro y 446 por violación, entre otros delitos.

Las acusaciones más recientes, que fincó el viernes un jurado investigador contra Ariel Castro, de ascendencia puertorriqueña, aumentaron con un auto de procesamiento de 329 cargos y que abarcaban sólo parte del periodo de los supuestos delitos.

Castro, de 53 años, está preso desde su arresto el 6 de mayo, después de que las mujeres escaparan de su cautiverio. Al igual que en anteriores comparecencias ante la corte, Castro mantuvo su cabeza agachada el miércoles, respondiendo casi siempre a las preguntas del juez con respuestas de una sola palabra.

La jueza dijo en repetidas ocasiones a Castro que levantara la cabeza y mantuviera sus ojos abiertos durante su breve presentación ante la corte. La jueza mantuvo la fianza en ocho millones de dólares.

El nuevo auto de procesamiento de 576 páginas le finca 977 cargos, 512 por secuestro, 446 por violación, siete por imposición grave de actos sexuales, seis por agresión criminal, tres por poner en peligro a menores y uno por posesión de utensilios criminales.

Previamente fue acusado de dos cargos de homicidio agravado por un acto, según el cual él supuestamente causó la terminación ilegal del embarazo de una de las mujeres. Los nombres de las víctimas son Amanda Berry, Gina Dejesus y Michelle Knight.

En un vídeo difundido la semana pasada en YouTube, las mujeres agradecieron a las personas que donaron dinero a un fondo creado para su beneficio. Salvo esto, han intentado mantenerse fuera de la vista público y solicitaron que se les respete su privacidad.

El juicio de Castro está previsto iniciar el 5 de agosto, fecha que podría retrasarse si sus abogados solicitan más tiempo para preparar la defensa.

El acusado se había declarado inocente a 329 cargos presentados previamente. Su equipo legal ha dado indicios de que Castro aceptaría su culpabilidad en caso de que la pena de muerte fuera descartada en su caso.

Castro es acusado de confinar repetidamente a las mujeres, en ocasiones encadenándolas a un poste en un sótano, a un calentador en una dormitorio o en el interior de una camioneta tipo van. Los cargos señalan que una de las mujeres intentó escapar y él la agredió apretando su cuello con el cable de una aspiradora.

Berry, Dejesus y Knight desaparecieron de manera separada entre 2002 y 2004, cuando tenían 14, 16 y 20 años. Todas dijeron que habían aceptado que Castro las llevara en su auto. Castro permaneció como amigo de la familia de Dejesus e incluso asistió a las vigilancias en los años que se conmemoraba la desaparición de la adolescente.

Berry tiene una hija de seis años que procreó con Castro, dijeron las autoridades.