Enfrentamientos en Egipto causan 51 muertes

Manifestantes islamistas molestos por el derrocamiento de Morsi dijeron haber sido baleados por el Ejército en las afueras del cuartel donde permanece el destituido mandatario

Un grupo de partidarios del presidente Morsi ayudan a uno de los heridos durante los enfrentamientos. FOTO rEUTERS

Los violentos enfrentamientos que causaron al menos 51 muertes frente a un complejo de la Guardia Republicana el lunes en El Cairo no harán caer los esfuerzos por formar un Gobierno interino, dijo el portavoz de la presidencia egipcia.

"Lo que sucedió no detendrá los pasos para formar un Gobierno o (establecer) una hoja de ruta", dijo a Reuters Ahmed Elmoslmany.

Manifestantes islamistas molestos por el derrocamiento militar del presidente Mohamed Morsi dijeron haber sido baleados por el Ejército en las afueras del cuartel donde permanece el mandatario depuesto.

Pero los militares indicaron que "un grupo terrorista" intentó ingresar en las instalaciones de la Guardia Republicana y que un oficial había muerto y 40 fueron heridos. Una fuente militar señaló que los soldados respondieron al fuego al ser atacados por atacantes armados.

Los servicios de emergencia dijeron que más de 435 personas resultaron heridas en una escalada de la crisis política de Egipto, y los Hermanos Musulmanes instaron a los egipcios a levantarse contra el Ejército, al que acusaron de golpe militar para destituir al líder electo democráticamente.

En un hospital cercano a la mezquita Rabaa Adawia donde los islamistas han acampado desde que Morsi fue derrocado el miércoles, las habitaciones estaban llenas de personas heridas en la violencia. Muchas de las sábanas y la ropa estaban teñidas de sangre y los médicos no daban abasto.

Como consecuencia inmediata, el partido ultraconservador islamista Nur, que inicialmente apoyó la intervención militar, dijo que se retiraba de las estancadas negociaciones para formar un gobierno interino que conduzca al país a unas elecciones.

El Ejército ha dicho que no fue un golpe militar, sino que intentaba cumplir la voluntad de cientos de miles de personas que pidieron el 30 de junio la dimisión de Morsi.

Pero las manifestaciones de partidarios y detractores de Morsi continuaron en El Cairo, Alejandría y otras ciudades, generando enfrentamientos el viernes y el sábado que ocasionaron 35 muertos.

La situación deja a la nación más poblada del mundo árabe, con 84 millones de personas, en una situación peligrosa, con riesgo de una mayor enemistad entre personas de distinto signo político mientras la crisis se profundiza.