Capriles acusa al gobierno de Maduro de 'robarse' las elecciones

El gobierno responsabiliza al líder opositor de la violencia tras las elecciones del 14 de abril

El gobernante venezolano Nicolás Maduro (2-d) participa en una reunión con ministros y gobernadores. foto edh / efe

CARACAS. El líder opositor venezolano Henrique Capriles acusó ayer al Gobierno de "robarse" las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril en las que perdió ante el oficialista Nicolás Maduro y apuntó que desde ese sector deben salir explicaciones al país y al mundo.

"La verdad del tamaño de nuestro país es que ustedes se robaron las elecciones, esa es la realidad, ustedes se robaron este proceso electoral y son ustedes los que tienen que explicarle al país y al mundo", dijo Capriles en una alocución ante periodistas.

El líder opositor pidió contar el 100 % de los votos emitidos el día de los comicios como condición para reconocer los resultados electorales en los que Maduro se impuso con 272,000 votos (1.8 puntos) sobre Capriles.

El jueves pasado el Consejo Nacional Electoral (CNE) aceptó hacer auditoría sobre el 100 % de los votos aunque ha aclarado que este proceso no incidirá en los resultados electorales. "Esta verdad se va a saber", señaló el líder opositor.

Mientras tanto, la Asamblea Nacional venezolana (AN, Parlamento unicameral), de mayoría oficialista, creó ayer una comisión integrada solo por diputados chavistas para investigar "la agresión fascista", que según el oficialismo instigó el líder opositor Henrique Capriles tras las elecciones del 14 de abril.

"Se estableció darle conformación estructural a una comisión mixta que se encargue de investigar la agresión fascista de la derecha reaccionaria contra el pueblo venezolano, dirigida por Henrique Capriles", indicó el diputado Pedro Carreño, miembro de la nueva comisión.

Carreño, también presidente de la Comisión Permanente de Contraloría, indicó que la nueva instancia parlamentaria comenzará el próximo lunes las labores de investigación de los incidentes violentos el 15 y 16 de abril.

"Antes de elaborar el informe, una vez recabadas las pruebas, podemos enviarlas al Ministerio Público (MP) para que haya elementos de convicción de manera de pedir medida cautelar contra los bienes y las personas", acotó.

La fiscal general, Luisa Ortega, informó ayer que el saldo de incidentes ocurridos tras protestas de la oposición fue de 9 muertos y 78 heridos y de los que el Gobierno responsabiliza a Capriles.

Capriles llamó a sus seguidores a protestar con cacerolazos y a que se manifestaran pacíficamente el martes 16 de abril frente a las sedes regionales del Poder Electoral, y ha acusado de esos incidentes al Gobierno. Venezuela vive una crisis política después de que el 14 de abril Nicolás Maduro, ganara las elecciones por estrecho margen sobre Capriles, quien ha afirmado que no reconocerá el resultados hasta que se revise el 100 % de los votos.

Otro asunto que ha tensado la situación son las denuncias de organizaciones y agrupaciones políticas sobre una supuesta persecución por parte del oficialismo de empleados públicos contrarios al Gobierno en las instituciones del Estado.

La diputada ante el Parlamento Latinoamericano Delsa Solórzano denunció que agencias del Gobierno, escuelas públicas y compañías estatales están usando fotos de las redes sociales, e incluso comentarios críticos, para identificar personas sospechosas de oponerse a Maduro.

A esto se suma que el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, retiró la semana pasada el uso de palabra a los diputados que no reconocieran a Maduro como gobernante en una sesión en la que los opositores fueron agredidos. Además, Cabello destituyó a legisladores opositores de la presidencia. —AGENCIAS