Morgan Stanley prevé "parálisis" de la economía venezolana

La entidad financiera estadounidense vaticina futuro incierto en ese país dividido tras los comicios

Cientos de venezolanos se manifestaron ayer en Miami, Florida, en demanda del recuento de los votos tras las elecciones presidenciales en Venezuela.

El reducido margen de votos que obtuvo el oficialista Nicolás Maduro por sobre el líder opositor Henrique Capriles que ha pedido una revisión de los sufragios, la marcada división de la población, más la baja producción de petróleo, hacen prever un serio riesgo en la economía venezolana, a tal punto de llevarla a una "parálisis", advierte la prestigiosa firma estadounidense Morgan Stanley.

El análisis, que ha sido retomado y publicado por los periódicos ABC de España y El Universal, de Caracas, dice que el escaso margen de votos que dio la presidencia a Nicolás Maduro podría poner en jaque la estabilidad del gobierno haciendo muy difícil su capacidad de gobernar y encauzar la economía venezolana.

El problema, según los analistas estadounidenses, es que existen "dos visiones económicas" en Venezuela. Una falla que incluso se ahonda en el propio Gobierno.

"La capacidad de la administración para gobernar con eficacia puede verse limitada por las luchas internas por el poder. El resultado de la elección puede limitar el espacio para imponer una agenda política unilateral en el corto plazo", explicó el informe sobre Venezuela de la banca de inversión, publica El Universal, de Caracas.

De acuerdo con el análisis, la lucha, incluso, se mantendrá entre las dos visiones de la economía que existen en las filas del gobierno nacional. La "facción radical" seguirá abogando por "un mayor control estatal, el racionamiento de las importaciones, que eviten la emisión de deuda". Por otro lado, la "facción pragmática" apostará por un "híbrido" entre la economía pública y privada "con una mayor dependencia de los mercados internacionales de capital para financiar cualquier déficit entre ingresos y gastos".

Agrega Morgan Stanley que de la "composición del gabinete" se desprenderá cuál de las líneas económicas se impondrá durante la administración de Maduro. Mientras tanto, la institución (Morgan Stanley) prevé "riesgo de parálisis" en un entorno de deterioro económico.

De hecho, para Morgan Stanley la ajustada victoria electoral de Maduro se explica, en parte, por la agudización del "deterioro económico" que se ha producido en los últimos meses. Alta inflación, y escasez de productos básicos, como alimentos y medicinas, son dos de los problemas que destaca el informe.

Asimismo, indican que unos de los principales retos de la economía en el corto plazo está asociado a la escasez de divisas. "Los años de la heterodoxia política han disminuido la capacidad de producción, incluyendo la capacidad en sectores vitales como la agricultura, forzando una mayor dependencia de las importaciones".

Agrega el informe que en paralelo la producción y exportación de petróleo ha caído, lo cual se ha traducido en una reducción de los ingresos en divisas.

De acuerdo con ABC, Morgan Stanley rebate las cifras del Banco Central de Venezuela, que hablan de una inflación del 7.9 % solo en el primer trimestre del año, que repuntaría al 14 % o al 16 % en 2013.

De acuerdo con la banca de inversión, Venezuela crecerá un 1.9 % (por debajo del 3 % al que crece América Latina), con una inflación superior al 26 %, concluye ABC, que días atrás publicó un extracto de un informe económico elaborado por un equipo asesor del entonces candidato Nicolás Maduro, en el que reconocen la difícil situación económica por la que atraviesa su país.

Papa llama al diálogo

El papa Francisco expresó el domingo su preocupación por los incidentes registrados en Venezuela tras las elecciones presidenciales.

"Sigo con atención lo que está sucediendo en Venezuela", dijo el pontífice desde el balcón de los palacios pontificios, ante una Plaza San Pedro colmada por miles de personas.

Dijo que acompaña al pueblo venezolano con "viva preocupación, con intensa oración y con la esperanza que se encuentren las vías justas y pacíficas para superar el momento de gran dificultad que está atravesando el país".

"Invito al querido pueblo venezolano, de manera particular a los responsables institucionales y a los políticos a rechazar con firmeza cualquier tipo de violencia y a establecer un diálogo basado en la verdad y en el mutuo reconocimiento, en la búsqueda del bien común y en el amor por el país", expresó.