resumen noticias

EE.UU. pone fin al apoyo para la lucha antidrogas en Bolivia

Con la llegada de Morales al poder en enero de 2006, la asistencia norteamericana disminuyó gradualmente hasta descender en 2013 a unos 11 millones de dólares

Agencias Sábado, 6 de Abril de 2013

Estados Unidos decidió poner fin al apoyo financiero y logístico que brindaba a Bolivia en la lucha contra el narcotráfico, aunque decidió donar al gobierno boliviano ocho helicópteros H-1H, tres aviones de transporte C-130 y una avioneta, en medio de irresueltos roces bilaterales.

"Las aeronaves (que donamos) son las que tuvimos aquí para trabajar sobre el narcotráfico, entonces creo que esto es el fin del programa" de cooperación antinarcóticos, dijo el encargado de Negocios de EE.UU., Larry Memmott, citado por la radio Erbol.

El funcionario estadounidense, el de más alto rango en Bolivia tras la expulsión del embajador a fines de 2008, acotó que "es el fin de una era, el tiempo en que el gobierno de Estados Unidos manejaba toda la logística para la guerra contra el narcotráfico, esto va quedar en manos del gobierno" boliviano.

Estados Unidos había prestado a Bolivia, en el marco de convenios antinarcóticos desde la década del 90, ocho helicópteros H-1H y de dos a cuatro aviones C-130 para la tropa de élite "Diablos Rojos", una unidad de la Fuerza Aérea Boliviana que apoyaba a la policía antidrogas.

También pagaba el combustible y el mantenimiento de las naves. Memmott dijo que se informó oficialmente al gobierno boliviano de la donación, mientras el viceministro de Defensa Social boliviano, Felipe Cáceres, principal responsable político en la lucha antidrogas, confirmó la transferencia de equipos.

"Queremos comunicar la donación satisfactoria de helicópteros y aviones de Estados Unidos", afirmó el funcionario gubernamental.

Una fuente de la embajada norteamericana en La Paz, que requirió el anonimato, dijo que "la transferencia de todo el material se realizará hasta septiembre de este año", tras conversaciones desde el año pasado con el gobierno boliviano.

Washington ya había anunciado en octubre de 2012 su intención de ceder a Bolivia el equipo aéreo "por limitaciones presupuestarias", según un comunicado oficial de entonces.