resumen noticias

Régimen de Norcorea ampliará su arsenal nuclear

Corea del Sur ha anunciado más ejercicios militares con EE. UU.

Domingo, 31 de Marzo de 2013

PYONGYANG. El dictador norcoreano, Kim Jong-un, prometió ayer la ampliación "cuantitativa y cualitativa" de su arsenal nuclear para hacer frente a las amenazas de Estados Unidos, según informó la agencia estatal KCNA.

Durante la apertura ayer de la sesión plenaria del Partido único de los Trabajadores de Corea del Norte, reunido por primera vez desde septiembre de 2010, Kim volvió a insistir, además, en que su país lanzará más misiles.

El joven dictador, cuya edad se estima en 29 o 30 años, afirmó que la posesión de armas atómicas de Corea del Norte "debe ser fijada por ley", lo que refleja la intención del país de oficializar su condición de estado nuclear.

Además, Kim prometió que lanzará al espacio más satélites, como el puesto en órbita con éxito el pasado diciembre que costó a Corea del Norte nuevas sanciones de la ONU al considerarlo un ensayo encubierto de misiles.

La agencia estatal, que actúa como portavoz del régimen, apuntó también que las fuerzas armadas nucleares de Corea del Norte son su "vida" y esta "nunca pueden ser abandonadas mientras existan los imperialistas (en referencia a Estados Unidos y sus aliados) y las amenazas atómicas" en el mundo.

El dirigente norcoreano prometió, asimismo, promover la economía y el desarrollo de su potencial nuclear "de manera simultánea", apenas un día después de anunciar que su país había entrado en estado de guerra con el Sur, en una escalada de amenazas casi diarias del régimen comunista.

La nota de la KCNA indicó también que las armas nucleares norcoreanas no son una "moneda de cambio política", ni tampoco "para negociaciones económicas", al argumentar que las fuerzas armadas nucleares son su "vida" y esta "nunca puede ser abandonada mientras existan los imperialistas y las amenazas atómicas".

La reunión del Partido de los Trabajadores norcoreano se celebra un día después de que Pyongyang anunciara que ha entrado en "estado de guerra" y advirtiera de un "combate a gran escala" en otro comunicado de su agencia estatal.

En su habitual tono belicista, el viernes los medios norcoreanos publicaron que Kim Jong-un ha ordenado tener preparados sus misiles para atacar en "cualquier momento" intereses de EE. UU. y Corea del Sur.

Estos anuncios se enmarcan en la dura campaña de amenazas que el régimen de Corea del Norte dirige a Corea del Sur y EE. UU. desde que el pasado día 7 de marzo la ONU anunciara nuevas sanciones al país comunista por su última prueba nuclear, realizada en febrero.

También han contribuido a elevar la tensión las pasadas semanas los dos ejercicios militares anuales, uno de ellos todavía en curso, que Seúl y Washington realizan estos días en territorio surcoreano y que el régimen comunista considera un "ensayo de invasión" de su país.

EE. UU. mantiene 28,500 efectivos en Corea del Sur y está comprometido en la defensa de su aliado en caso de un ataque de Corea del Norte.

Pese a la escalada retórica de Corea del Norte contra su vecino del sur y contra EE. UU., el Gobierno de Seúl ha anunciado que llevará acabo en abril maniobras militares conjuntas en su territorio junto a la marina estadounidense para comprobar su capacidad ante potenciales provocaciones del régimen norcoreano.

Corea del Sur ha explicado que los ejercicios consistirán en maniobras y operaciones conjuntas para probar sus unidades. Además, el ejército ha informado de que los marines estadounidenses que estén en el país para estos ejercicios serán invitados a participar en "discusiones técnicas para la preparación ante posibles provocaciones de Corea del Norte". —AGENCIA