Yoani Sánchez en Miami: "como en Cuba, pero con democracia"

La bloguera cubana llegó antes de lo esperado. No bien salió del aeropuerto, se dirigió a la Ermita de la Caridad del Cobre, centro de reunión de los exiliados.

Todavía le quedan varias semanas a su gira, pero Yoani Sánchez ya anticipó su temor de que, una vez que retorne a la isla, ya no la dejen volver a salir. Foto edh /

ESTADOS UNIDOS. Tres días antes de la fecha prevista, la reconocida bloguera cubana Yoani Sánchez llegó sorpresivamente la tarde del jueves al Aeropuerto Internacional de Miami, y se dirigió de inmediato hacia la Ermita de la Caridad del Cobre, en Coconut Grove, uno de los sitios icónicos del exilio cubano.

"Tenía que venir, es un lugar al que, antes de quitarse el polvo en el camino, hay que llegar por muchas razones, y porque mucha gente en Cuba me lo había pedido", dijo Sánchez, según cita El Nuevo Herald. "Me han recibido aquí con los brazos abiertos. He estado bajo el manto de la Virgen y ha sido impresionante".

La bloguera, de 37 años, estuvo desde comienzos de esta semana en Amsterdam. Allí cumplió con una apretada agenda de encuentros académicos y entrevistas con medios de prensa locales.

A pesar del fuerte itinerario y las más de 10 horas de vuelo, Sánchez se dirigió directamente al santuario donde se encuentra la réplica de la imagen de la Virgen, traída por exiliados cubanos a Miami desde la parroquia de Guanabo, al este de La Habana.

Sánchez tuvo un encuentro casual y distendido con el Arzobispo de Miami, Thomas Wenski, y Juan Rumín Domínguez, rector de la Ermita. La reunión de aproximadamente 30 minutos se realizó en las oficinas administrativas del santuario, situadas a un lado de la iglesia principal.

"Recibir a Yoani en la Ermita de la Caridad realmente fue un momento muy importante porque hay muchas personas dentro de Cuba que miran al futuro y ven a una persona de la nueva generación tomando conciencia y siendo voz de tantos que no tienen voz en el mundo entero", sostuvo Rumín. "Yoani habla muy claro y tiene una carga grande de esperanza y fe en el futuro de Cuba".

Finalizada la reunión, Sánchez dijo sentirse emocionada con el hecho de visitar Miami y tener la oportunidad de reunirse con el exilio.

"Estoy realmente muy feliz. Siento en el aire y en la gente mucho respeto, mucha libertad", comentó Sánchez. "Me siento como en Cuba pero libre. Esto es como Cuba pero con democracia", agregó.

La bloguera inició en febrero una gira de 80 días luego que el régimen cubano decidió reformar su política de viajes desde y hacia la isla. Ha viajado a países como México y Brasil, República Checa y España.

Recientemente visitó Nueva York y Washington DC. La agenda de Sánchez incluyó la Casa Blanca, el Capitolio y el Departamento de Estado para recoger el premio Mujeres Valientes 2011, un galardón que le fue concedido en ausencia hace dos años. El premio reconoce el compromiso a la integridad y defensa de los derechos humanos.

En Miami, Sánchez se reunirá con la junta editorial de The Miami Herald y El Nuevo Herald y participará en un encuentro auspiciado por el Miami Dade College (MDC) con estudiantes y líderes comunitarios. También recibirá la Medalla Presidencial del MDC por su consistente labor y compromiso por los derechos humanos así como un reconocimiento al Valor de la Universidad Internacional de Florida.

Sobre su visita al sur de la Florida, Sánchez destacó su importancia al tiempo que no dudó en calificarla como la más importante desde el punto de vista emocional, explicó. —AGENCIAS.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.